El Tolima en la agenda del presidente Duque

13 Ene 2019 - 3:01am

El Tolima en la agenda del presidente Duque

Publicada por
MIGUEL ÁNGEL BARRETO
Autor:

Con buenas expectactivas arrancó el 2019. La visita del presidente Iván Duque a Cajamarca y su recorrido por el Túnel de la Línea le dejaron buenas noticias al Tolima y el país. Este proyecto estratégico para el comercio interno y externo de la Nación será una realidad en 2020, gracias a un nuevo impulso presupuestal del actual Gobierno.

No obstante, tengo la firme esperanza que las buenas nuevas continuarán por el bien de los tolimenses, quienes dieron un contundente apoyo al Jefe de Estado en las pasadas elecciones. Precisamente, la próxima semana la bancada de parlamentarios del Tolima sostendrá una reunión con el mandatario y el 19 de enero está programada su visita a Fresno.

En este escenario, es válido recordar que nuestro Departamento tiene grandes problemas relacionados con infraestructura física, desarrollo y empleo de calidad, aspectos que seguramente conoce el primer mandatario, dada su cercanía con la región.

Sin duda, lo que esperamos todos es consolidar una agenda que nos ayude a superar algunas falencias. En el caso del aeropuerto Perales, es importante garantizar los recursos para los equipos de aeronavegación y la ampliación de la pista, que desde el Congreso solicité a cargo del presupuesto nacional, lo cual resulta clave para ampliar la oferta de servicios de la terminal aérea. Para Ibagué es necesario pensar en recuperar nuestra imagen y dignidad ante el país después del desfalco de los Juegos Nacionales y proponer la ciudad para unas nuevas justas, asimismo que se garanticen los recursos del orden nacional para concluir los escenarios deportivos. También resulta fundamental que el Setp sea incluido en un Conpes por voluntad del Gobierno nacional para que no se vuelva este un tema electorero este año y se comience a cumplir sus fases desde 2020.

Relevante sería que de los 500 mil millones de pesos que solicitamos varios senadores, un porcentaje importante sea destinado a las vías rurales del Tolima para comenzar a superar la deuda histórica que tiene la Nación con la región como consecuencia del conflicto armado. Cuando uno recorre el Tolima, lo que la gente desde sus veredas más solicita son vías, servicios públicos, seguridad y educación para sus hijos, este es un sentir generalizado y muy consecuente con la realidad. Aquí es importante que se vea la mano solidaria del presidente Duque.

Uno de los temas tratados particularmente con la bancada tolimense está relacionado con la culminación de la vía Cambao - Líbano - Murillo - Manizales, que resulta fundamental para acercar los municipios del Norte del Tolima con importantes centros de consumo como Bogotá y el Eje Cafetero, además de ser un elemento que dinamizaría el turismo.

Igualmente, los alcaldes requieren normas más flexibles y mayor acompañamiento para resolver problemas como la implementación de las Plantas de Beneficio Animal (PBA) y evitar problemas de salud asociados con el consumo de carne de mala calidad; también una revisión a las normas de contratación y aumento en los presupuestos de alimentación y transporte escolar.

Por todos los temas anteriormente expuestos, es hora de revisar con el actual Gobierno el tema de la descentralización, enfocado a la autonomía de las regiones, ya que en sus dinámicas presupuestales los entes territoriales cuentan cada vez con menos recursos y más obligaciones.

De otra parte, resulta imprescindible abogar por obtener el respaldo suficiente para los productores del campo por medio de una revisión a los costos de la canasta de insumos agrícolas que siguen siendo elevados, en tanto que nuestra cadena textil - confecciones aguarda noticias respecto al aumento de los aranceles de los productos procedentes del mercado asiático.

Esperemos que la presencia del presidente Iván Duque, el próximo sábado en Fresno, ponga de nuevo al Tolima en la agenda gubernamental y a nuestros municipios en el centro del Plan Nacional de Desarrollo.

Senador

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.