La educación como eje central en la convivencia

A puertas de iniciar la temporada escolar con un nuevo año educacional, el aprendizaje debe estar fundamental en los Niños, Niñas y Adolescentes (N.N.A.), y en cada uno de los jóvenes que acudirán a escuelas, colegios, institutos técnicos y universidades de la región, con el ánimo de potenciar sus competencias profesionales, personales y familiares; máxime, cuando la base de la educación proviene directamente de casa, por ello, se deben alinear esfuerzos de corresponsabilidad entre los adultos que intervienen en este proceso, llámense padres, educadores, tutores, líderes espirituales y cada una de las personas que pueden aportar en una buena orientación y educación en pro del futuro de la juventud de esta zona del país, porque unas buenas bases de enseñanza por parte de las instituciones educativas, fundamentará el futuro del País, traducido en buenos profesionales y excelentes ciudadanos.

Por otra parte, entre los compromisos se cuenta el evitar y minimizar la amenaza generada por grupos delincuenciales que mantienen sus pretensiones de instrumentalizar a la comunidad estudiantil, particularmente en temas relacionados con la comercialización de estupefacientes en menores cantidades, quienes tienen interés de crear redes encargadas de inducir al consumo a estudiantes mediante engañosas tácticas; aunado a ello, la explotación sexual ha tomado fuerza por el uso inadecuado de las redes sociales. Al respecto conviene decir que es totalmente necesaria la oportuna denuncia, tendiente a tomar las medidas judiciales que dejen en buen recaudo a los responsables de estas acciones ilícitas, destacando que para ello, es indispensable una buena comunicación, evitando indiferencia hacia la problemática que afecta a los N.N.A., permitiendo accionar de manera ágil y contrarrestar las amenazas que vulneren la sana convivencia.

Añádase a este tema las situaciones de protesta que exponen inconformismos, destacando que aunque es derecho en el margen del respeto de la ley, no deben por ninguna razón incluir como motivo de instrumentalización a N.N.A., toda vez, que en su desarrollo se pueden generar situaciones que ponen en riesgo su integridad, al tiempo de reprimir el libre desarrollo de su personalidad, siendo una herramienta fundamental la resolución de conflictos a través del diálogo.

Como breve conclusión, se hace un llamado para reforzar los valores y principios, dejando atrás comportamientos de intolerancia, fortaleciendo aún más, el acompañamiento de los adultos hacia los N.N.A., quienes reclaman su presencia, para contrarrestar esa ausencia que ha conllevado a un preocupante estado de distanciamiento.

Es tiempo de que inicien los días del colegio, con la fe de que la seguridad ciudadana y la convivencia pacífica serán el lenguaje común de todos, como estudiantes, padres y profesores, en un colectivo por el desarrollo sostenible de Ibagué y todo el departamento, “Todos con un mismo corazón”.

DIOS Y PATRIA.

Comentarios