Feliz día al ser de luz llamado Madre

Colombia es un hermoso país que celebra festividades variadas a lo largo del territorio nacional durante cada año, pero ninguna, ni incluso la misma navidad, posee tan magnánima importancia y significado especial, como el día de las madres, que este domingo permite agradecer y felicitar a ese ser de vida tan magnifico que nos trajo al mundo o que por su voluntad decidió aceptar la responsabilidad de dar crianza y guía a un ser humano. Un día para recordar que son incomparables y un bien que no se puede comprar, pero da la riqueza que un alma necesita para ser feliz. Pero no es suficiente un solo día para agradecer a nuestras madres por su entrega como seres de luz, ni siquiera el mismo mes de mayo bastaría; se necesitan los 365 días del año, para apreciar con ternura y amor, el arduo trabajo de una madre para sacar adelante a sus hijos y guiar con ejemplo sus actuaciones, a fin de convertirlos en seres de bien, aun cuando no haya un padre en el lecho de hogar.

Aun estando en el cielo, desde donde bendicen los pasos de sus hijos y quienes conformaron su familia en el tiempo que Dios dispuso para ellas en la tierra, debe recompensárseles con una oración especial, para que reciban una plegaria de compañía divina, nuestro amor infinito y sigan protegiendo con su alma, nuestra existencia. 

Feliz día a todas las madres Ibaguereñas y de todo el territorio tolimense; que reciban inmensas alegrías en esta fecha tan especial, con el regocijo propio del bunde de estas tierras. Gracias por la educación que marca la base de la sociedad, con los consejos infundidos a los seres que han traído al mundo, dictándoles recorrer por los caminos positivos, alejados de la delincuencia, los excesos, los malos hábitos, la falta de respeto y cultura ciudadana, por expresarles la importancia de mostrar humildad, sonreír y dar amor, así como todo lo que impulsan con exactitud inigualable. 

Ningún ser humano, como una mujer convertida en madre, abre sus brazos cuando de ella necesitan afecto, se hace amiga cuando se necesita de su boca una palabra sabia, endurece sus ojos tiernos cuando se necesita de ella una lección, y guía con su fuerza y amor, dando alas para volar, a quien encuentra obstáculos en su camino.

En este día como hijos, no ahorremos esfuerzos para hacerla comprender lo importante que son en nuestras vidas; solo es necesaria una sonrisa, un abrazo caluroso, un beso que nazca del corazón, una serenata de nuestra propia voz, un poema escrito con tinta de cariño, una flor, un desayuno a la cama, almuerzo o cena especial de nuestra propia mano, unas palabras bonitas en una carta, mensaje de texto a su celular y/o publicación en redes sociales o cualquier obsequio que nos permita darles un claro mensaje; “merece todo una madre, porque es capaz de dar cualquier cosa, incluso su vida, sin esperar recibir nada a cambio; solo amor”. 

La madre es la bendición más grande de Dios y un privilegio para la Mujer, que acepta ese compromiso moral de ser el elemento esencial en la crianza de toda persona y llevarlo a un desarrollo fisiológico, con temple, disciplina y un sentimiento puro y sin comparaciones. Mujer se escribe con “M” de Madre y termina en “R” de Respeto; ese respeto que merece de todo hombre en posición de compañero sentimental, hijo, amigo, jefe en su empleo o cualquiera que sea, quienes no tienen ninguna facultad para denigrar su ser o irrespetarla con violencia o agresiones físicas y verbales. 

Es este tema, es un compromiso de la Policía Metropolitana de Ibagué, la dinamización de las campañas contra la violencia de género y dando aplicación a la Estrategia de Protección Integral contra la Violencia a la Mujer, que conlleve a unos espacios de convivencia óptimos, sin  transgredir los derechos fundamentales del género femenino en ningún aspecto. Nuevamente con mucho cariño y aprecio, Feliz Día para todas las madres, con evocación especial a aquellas que asumen la responsabilidad de ser líderes de sus comunidades; mil bendiciones. DIOS Y PATRIA.

Comentarios