Trabajo interinstitucional

El narcomenudeo como método financiero de organizaciones delincuenciales, continúa siendo un escenario de afectación para la sana convivencia y seguridad de los habitantes de una región, por ello, la Policía Metropolitana de Ibagué viene fortaleciendo el trabajo interinstitucional, con el propósito de contrarrestar el asentamiento de redes dedicadas a la venta de estupefacientes en menores cantidades en diferentes zonas de la ciudad, tal como se evidenció recientemente en el barrio San José con el desmantelamiento de una importante red delincuencial que venía generando con su accionar ilícito temor y zozobra entre sus habitantes.

Es importante destacar que los resultados obtenidos son producto de un trabajo paciente y juicioso entre la Policía nacional, Fiscalía General de la Nación y obviamente el ingrediente primordial que asegura el éxito en esta tarea - la comunidad-, inicialmente, hacer referencia a su paciencia frente al desarrollo de la investigación, toda vez que no se adelantó bajo la improvisación, fue la recolección de material probatorio de varios meses bajo la dirección de un objetivo programa metodológico que asegura dejar en buen recaudo a los delincuentes capturados; agregando que no solo se pretende judicializar el porte y tráfico de estupefacientes, sino los delitos conexos que se llegaran a presentar, entre estos el uso de niños, niñas y adolescentes en la comisión de delitos, siendo este fenómeno marcado en la zona intervenida.

Ahora bien, resultados similares se pueden obtener en otras zonas de Ibagué que vienen siendo afectadas por el asentamiento de personas dedicadas a la venta de estupefacientes, los cuales pretenden amedrentar a la comunidad mediante acciones intimidatorias, generando igualmente su afán de celeridad en las actividades preventivas y de control por parte de las autoridades, ansia que logra es la erradicación de un punto de expendio, pero la infraestructura criminal continuará y ese no es el objetivo real de un buen proceso judicial, toda vez que se hace necesario erradicar el problema de raíz, evitando sucesiones criminales como se observa en algunos lugares de la ciudad.

La invitación a la comunidad es permitir que las instituciones realicen su trabajo de acuerdo con su misión y/o competencia constitucional, pues cada una tiene una tarea que debe cumplir y de ser necesario se fortalecerán alianzas en beneficio de los ibaguereños y tolimenses, actuando hacia el beneficio de toda la población, pero con los protocolos legales que estime la ley.

Es ello sinónimo de generar un ambiente de corresponsabilidad donde el actuar policial vaya de la mano con el compromiso de los ciudadanos de buen corazón, que ponen todo su empeño por el cambio positivo de la ciudad policial, eliminando toda connivencia con el consumo de estupefacientes, la proliferación de expendios y todos aquellos fenómenos que puedan afectar la sana convivencia.

DIOS Y PATRIA.

Comentarios