Haciendo cola en la cola

Los pésimos resultados académicos y administrativos que hoy muestra la U.T son producto de la gestión de unos conversos más preocupados por la manipulación que por la calidad. Qué vergüenza que nuestra alma máter, que fuera la mejor Universidad Agropecuaria del país, hoy aparezca en la cola del listado de las universidades de Colombia, por debajo incluso de aquellas que llamamos de garaje y de las que históricamente han sido saqueadas tanto en sus recursos humanos como financieros.

Esa postración de nuestra universidad muestra el estado de la educación pública, de la política y de la cultura en nuestro departamento. Falta que nos salgan con el cuento que la figuración de la Universidad del Tolima entre las peores de Colombia se debe a una persecución política por fallar en la internacionalización del hueso de marrano y la avena de Venadillo.

Claro que no faltará quien diga que es una cortina de humo para oxigenar al mejor alcalde del país. De pronto salta la liebre con sus Toros Mecánicos organizando un sancocho comunitario con una olla gigante en la cual además metan corrupción, tráfico de influencias, paracos, guerrillos, narcos, politiqueros y corruptos. Sancocho adobado por periodistas con petate, columnistas fletados para bendecir la destrucción del medio ambiente, el tejido social, la agricultura y la cultura y que están demorados en maldecir la encíclica de Papacho.

El ají picante corre por cuenta de funcionarios que cobran hasta por saludar, los del cuentico de magistrados, jueces y fiscales vendiendo justicia y un grupo de trepadores rebullendo el sancocho con palancas de palo. El resultado lógico, un enorme caballo de fuerza como el que le quitaron al Bolívar del frente del capitolio, que lo colocaron dándole la espada a un negocio del Indio Gutiérrez Nieto, descendiente de próceres, lo que dio tema al poeta Luis Flórez para soltar su chispa:

Bolívar con disimulo

y sin faltarle al respeto,

le estaba mostrando el culo

al indio Gutiérrez Nieto.

Frente al disgusto de Gutiérrez Nieto el poeta respondió:

Bolívar con disipeto

Y sin faltarle al remulo

Le estaba mostrando el nieto

Al indio Gutiérrez Culo.

Ahí estamos como estamos, escuchando disculpas como las de los juegos atléticos convertidos en paja y sin que los egresados de la UT hagan un esfuerzo para exigir un cambio de la pandilla de conversos trepadores que avasallan sin disimulo y sin disípeto nuestra universidad. Y mientras se cocina el sancocho un vecino lee a voz alta unas frases de la encíclica de Papacho:

*“¿Para qué se quiere preservar hoy un poder que será recordado por su incapacidad de intervenir cuando era urgente y necesario?”

*“Muchas formas altamente concentradas de explotación y degradación del medio ambiente no solo pueden acabar con los recursos de subsistencia locales, sino también con capacidades sociales que han permitido un modelo de vida que durante mucho tiempo ha otorgado identidad cultural y un sentido de la existencia y la convivencia …”.

*“Muchas veces la misma política es responsable de su propio descrédito, por corrupción y por la falta de buenas políticas públicas”.

*-. Ñapa .-La Ministra de Cultura debería solicitarle al Presidente y al Procurador respeto por el folclor. Decir pendejadas no es una manifestación folclórica.

Comentarios