Bebidas con edulcorantes artificiales

17 Sep 2017 - 3:01am

Bebidas con edulcorantes artificiales

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

Estudios recientes han asociado el consumo de bebidas endulzadas artificialmente (BEA) con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y demencia en la tercera edad. Su consumo se ha relacionado con factores de riesgo, para el corazón y el metabolismo, que aumentan la posibilidad de enfermedad cerebrovascular y demencia. Se ha examinado si el azúcar o el consumo de esas bebidas se asocia con los posibles riesgos de accidentes accidente cerebrovasculares, conocidos como “derrame cerebral”; además de demencias tipo Alzheimer Uno de los endulzantes incluidos fue el Aspartame, compuesto por fenilalanina (50%), 40% de ácido aspártico y metanol en 10%. Uno de varios subproductos potencialmente tóxicos del Aspartame es el formaldehído. El director de las investigaciones, Dr. P. Humpries, y sus colaboradores hacen un resumen en la Revista Europea de Clínica y Nutrición de los mecanismos celulares que el Aspartame tiene en el cerebro: perturba la integridad de la función de las neuronas en sus componentes y estructuras principales, y crea una barrera en la función sangre/cerebro. Estudios anteriores han relacionado el Aspartame con dolores de cabeza, malignidades y problemas de aprendizaje.

En el estudio participaron 2.888 personas mayores de 45 años. En promedio tenían 62 años. Se observaron por 10 años estudiando mediante formularios el consumo de bebidas endulzadas con endulzantes artificiales y no artificiales como el azúcar de caña. Al final se encontró que 97 de ellos habían presentado un accidente cerebrovascular, 82 de tipo de disminución del flujo necesario de sangre zonas del cerebro y 81 casos de demencia, de ellos 63 con enfermedad de Alzheimer. Los participantes que consumían endulzantes naturales como el azúcar no presentaron accidentes cerebrovasculares o demencias. El estudio encontró que los participantes con diabetes son más propensos a desarrollar accidentes cerebrovasculares y demencia. Esta población también consume bebidas azucaradas endulzadas artificialmente, lo que aumenta el riesgo. El estudio es concluyente: las personas que consumen bebidas endulzadas con sustancias artificiales tienen un mayor riesgo de enfermedades cerebrales que las que no. El Dr. Humpries recuerda que la naturaleza es más inteligente que nosotros y que es mejor comer alimentos combinados ingeniosamente que den sabores dulces en lugar de bebidas y alimentos procesados y endulzados con un químico.

Lo más grave es que las cifras de incidencia de cáncer de cerebro en los Estados Unidos han aumentado en adultos y niños. La posibilidad de que el Aspartame, el edulcorante artificial ampliamente ingerido, puede ser una causa de cáncer cerebral en seres humanos, fue sugerida en un reciente informe de investigadores encabezados por el Dr. James G. Gurney, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad San Luis (EE.UU.). En el análisis de datos nacionales del cáncer de cerebro, es posible encontrar que el aumento coincide con la introducción de Aspartame en bebidas alrededor de 1980.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.