Sí a la alternancia

La pandemia que nos golpea desde el año pasado, nos ha hecho adaptar a una nueva realidad respecto a lo que veníamos acostumbrados a vivir. La economía, el empleo, las relaciones interpersonales, el comercio, el gobierno, universidades, colegios, etc; todo y todos, hemos tenido que sufrir las consecuencias de esta situación de la que no se observa un claro final.
PUBLICIDAD

No obstante, son los niños los que sin duda se han llevado la peor parte, pues se interrumpió un aspecto esencial para su desarrollo: compartir con otros niños, disfrutar de las actividades al aire libre, adquirir conocimientos y en general, el hecho de no volver a clases les genera serios problemas de aprendizaje. 

El atraso en primaria sobre todo, para cualquier estrato social, es enorme; los que tienen acceso a conectividad creen que con  eso  están educando a sus hijos y no es cierto, y en el caso de los que no tienen la posibilidad de un computador o tablet con internet es más dramático, ya que están en una desventaja inmensa.

De ninguna manera se debe insistir en continuar bajo la modalidad de clases virtuales, toda vez que, sumado a la falta de medios tecnológicos, se encuentra la falta de preparación del personal docente para esa pedagogía en específico. También, lo anterior contribuiría a que aumente la cifra de deserción escolar, que en 2020 fue del 2,2 por ciento, según las últimas cifras del Ministerio de Educación.

Si embargo, el inicio de la alternancia cada vez se pospone. El gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación destinó 400.000 millones de pesos para la adecuación de las instalaciones educativas en el país con el propósito de cumplir con los protocolos de bioseguridad, dinero que fue dado a las secretarías de Educación entre julio y noviembre del año pasado. Pero , según información dada por el diario El Tiempo, se conoció que a cierre de 2020, de esos recursos apenas 64.584 millones de pesos fueron ejecutados por las secretarías, lo que equivale a una ejecución del 16,1%.

Entonces, así como paso con los recursos de apoyo a las empresas, el subsidio de nómina y el más reciente, el de las vacunas, el proceso de la alternancia para que gradualmente los niños vuelvan a las clases graduales, sigue en medio de la incertidumbre, y mientras este proceso surte efecto, no cesa el debate frente a si la reapertura de los colegios tendrá incidencia en el desarrollo de la pandemia al producir mayor cantidad de contagios. Lo que sí está absolutamente claro, son las afectaciones y consecuencias del cierre de los colegios en el proceso de aprendizaje de los niños.

JOSÉ ADRIÁN MONROY TAFUR

Comentarios