Se encienden las alarmas por el suicidio

Se vuelven a encender las alarmas por los suicidios en Ibagué y el Tolima. Esta vez fue “Jorg’s”, el reconocido empresario, promotor y defensor de los derechos de la comunidad LGTBI, quien decidió lanzarse del puente de la Variante ahora llamado el “Puente de la Vida”.
PUBLICIDAD

A su vez, mientras estaban en la búsqueda del cadáver de Jorg’s, los voluntarios de los organismos de socorro impidieron que otro hombre acabara con su vida de la misma manera. También, la semana pasada hubo un caso de suicidio en el viaducto de Gualanday y sin contar los que han sucedido en los tres primeros meses del año.

Por desgracia, tenemos serios antecedentes en cuanto al número de suicidios que se presentan en nuestra ciudad, tanto así, que en años anteriores estuvimos muy por encima de la media nacional y que esos índices se repitan es algo que lógicamente preocupa; más aún, cuando las actuales circunstancias de Colombia y el Mundo, no contribuyen a la estabilidad emocional de las personas. Las consecuencias del Covid -19 todavía no terminan, sobretodo en el ámbito económico: el desempleo, la falta de oportunidades, las obligaciones y la poca expectativa de mejorar las condiciones de vida, son una de las causas que pueden retumbar en la mente de muchos que ven en el suicidio su única salida.

Ahora bien, según los psicólogos, viene en aumento un fenómeno que afecta en especial a los jóvenes que se encuentran en la adolescencia como: la depresión, el trastorno bipolar, sentimientos de angustia, irritabilidad o nerviosismo, sentimientos de desesperanza e impotencia, antecedentes de depresión o suicidio en la familia, abuso sexual, emocional o físico, malas relaciones con los padres o sus hermanos, compañeros de colegio o amigos, sentimiento de aislamiento social y problemas con la identidad sexual que generalmente se agudizan  con el consumo de alcohol y drogas (de hecho, aproximadamente el 95% de las personas que fallecen debido a un suicidio tienen un trastorno psicológico en el momento de su muerte).

Hago esta necesaria referencia, porque quienes toman la fatal decisión de matarse, lo hacen bajo los efectos de una enfermedad o trastorno que pudieron ser tratados a tiempo, por lo tanto, es importante que desde las Secretarías de Salud Departamental y Municipal, se preparen acciones tendientes a la prevención y apoyo para los que padecen estos problemas de salud mental, antes de que se incrementen los episodios de suicidio, que se masifiquen por cuenta de los medios de comunicación y se convierta en un grave e incontrolable inconveniente de salud pública.

Y por supuesto las familias, pues es deber de sus miembros, velar por la atención y cuidado de los que están en su entorno. Así que entender las señales, no juzgar y actuar a tiempo buscando ayuda profesional, sin duda evitará que esta clase de cosas pasen.

JOSÉ ADRIÁN MONROY

Comentarios