Ibagué, con norte definido para transformar sus empresas

14 Oct 2016 - 5:01am

Ibagué, con norte definido para transformar sus empresas

Publicada por
MARÍA CLAUDIA LACOUTURE - Ministra de Comercio, Industria y Turismo - @mclacouture
Autor:

Ibagué llega a sus 466 años y en el ámbito económico su principal reto de aquí en adelante es trabajar en la transformación de su aparato productivo.

Teniendo en cuenta el cambiante panorama mundial en la economía internacional, las autoridades locales y regionales de Ibagué y el departamento del Tolima tienen clara la necesidad que existe de trabajar en alianza con el Gobierno nacional, para hacer realidad esa transformación que se requiere para fortalecer la canasta exportadora y aumentar la productividad empresarial.

Con la nueva política de desarrollo productivo, concertada con el sector privado y la academia, hemos identificado en Tolima dos principales apuestas productivas: agroalimentos y sistema moda. Estas dos actividades participan con el 96% de las exportaciones no mineras del departamento. Bajo los lineamientos que fija la política de desarrollo productivo de potenciar la oferta exportable, el departamento muestra cifras positivas en estos dos sectores.

Por ejemplo, las exportaciones del sector de agroalimentos llegaron a US$150,9 millones en el 2015, después de que la cifra en 2010 fue de US$97,5 millones. Esto se tradujo en un crecimiento de 54,7%. Esas ventas están concentradas en café y sus derivados, sector avícola y la producción de frutas, semillas y cereales.

En el caso del sector de las confecciones, Ibagué y el Tolima tienen posibilidad de aumentar la facturación de prendas de vestir, especialmente en el segmento de ropa casual.

Ibagué es una ciudad conocida por sus productos en Jeanswear y ropa casual para hombre que puede proveer al cliente importador productos de calidad, con valor agregado y precios accesibles.

A pesar de que las exportaciones de confecciones del departamento aún tienen una moderada participación sobre el total nacional, en el año 2016 se muestra una tendencia positiva. Entre enero y agosto de este año, ese sector aumentó sus ventas externas en 23%. La cifra pasó de US$42,5 millones a US$51,2 millones al cierre de agosto pasado.

Entre 2010 y 2015, las exportaciones de confecciones del departamento en mención crecieron 7,3%. La cifra pasó de US$39,6 millones a US$42,5 millones al finalizar el año pasado.

Con los proyectos y estrategias focalizadas y el trabajo entre el Gobierno y los empresarios podemos incrementar de manera decidida su nivel exportador.

El departamento actualmente exporta principalmente a Costa Rica, Jamaica y Arabia Saudita, así como a otros destinos con los que tenemos acuerdos comerciales como la CAN, Canadá, Chile y Estados Unidos, en particular.

En ese contexto nos enfocaremos en estas dos actividades con mayor potencial, lo cual permitirá un mayor posicionamiento de su oferta exportable a través de la sofisticación de bienes y servicios. Es la mejor forma de aprovechar las ventajas de los tratados de libre comercio que ha firmado Colombia.

El reto ahora es trabajar de la mano con los empresarios de Ibagué y el Tolima, así como con los gobiernos regionales y locales a través de siete ejes, mediante los cuales será posible alcanzar esa mayor productividad para la región. Nos referimos a innovación y emprendimiento, tecnología, recurso humano, financiamiento, encadenamientos, calidad y facilitación del comercio.

De esta manera podemos aprovechar la ubicación geográfica del departamento que tiene la posibilidad de conectarse fácilmente con otras ciudades como Bogotá, Medellín, Pereira y Manizales, principalmente.

En los análisis del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo se encuentran importantes oportunidades para las exportaciones del sector, debido a una muy buena dinámica de los mercados mundiales en productos como los frutos oleaginosos, aguacates, guayabas, mangos, dátiles, arroz, huevos fecundados para incubación y aves vivas.

Dadas esas ventajas y la priorización de las dos cadenas productivas, le apostamos a ubicar al departamento como uno de los más productivos y competitivos del país.


Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.