Líbranos Señor

13 Abr 2016 - 5:01am

Líbranos Señor

Publicada por
SINFOROSO
Autor:

De los perseguidos políticos del Centro Democrático; de tener que soportar sus imberbes candidatos, de Tom y Jerry que no son fotogénicos (como sí lo son los delfines del Presidente Santos), y del cabello de la senadora Paloma Valencia, que a la manera de los derrames de petróleo en altamar, parece requerir dispersores de grasa… ¡Líbranos Señor!

De que el destino y buena obra de la educación del Tolima, siga en manos de Fecode y Simatol, quienes curiosamente citan a huelga siempre en la tercera semana de abril, y siempre religiosamente un día jueves, fabricando por arte de magia un puente festivo, como si la Semana Santa no les hubiera alcanzado, y para rematar, lo hacen protestando por asuntos como la Evaluación Docente o el Día de la Excelencia Académica. De todos los que tienen pánico a comprometerse con la calidad… ¡Líbranos Señor!

De los vehículos que no funcionan y tienen problemas con el arranque, como el Metro de Bogotá, el Bus de la Paz, las Locomotoras de Santos y el Cable de Ibagué… ¡Líbranos Señor!

De este deseo de declarar que Luis H. es y siempre ha sido, uno de los gobernantes más transparentes de nuestra ciudad. Por favor Señor, hazlo tan transparente, que nos evites la vergüenza de tener que verlo en cualquier lado. De su vergonzosa y descarada presencia… ¡Líbranos Señor!

De los que creen que un gobierno que no negocia con terroristas, así se caigan las Torres Gemelas, va a soltar a Simón Trinidad, porque así lo pidieron sus narcofílicos amigos. De este largo Proceso de Paz, que durará hasta que pueda ofrecer réditos electorales… ¡Líbranos Señor!

De los que piensan que en un arenero tan brutal como el de la vía Calambeo – Ambalá, se puede construir una avenida circunvalar, seguramente asesorados por el gobierno de Dubái, tan diestro en construir sobre la arena. De tal ingenuidad… ¡Líbranos Señor!

De los que piensan que el matrimonio es gay, cuando en realidad, gais son quienes se casan. El matrimonio es asexuado, sobre todo si la pareja lleva casada más de seis meses. Del matrimonio igualitario, los divorcios igualitarios, el matrimonio poliamoroso, lo morbosos monógamos, y de todos los grupos de sadomasoquistas que insisten en la condena eterna de estar casados… ¡Líbranos Señor!

De los que creen que alguna empresa privada va a salir corriendo para invertir en tan prometedora y noble causa, como la de tender un cable desde el Parque Mariguano de la Música, hasta el Abuelo Pachanguero, pasando por encima de los tugurios del sur. Apiádate Señor de esta ingenuidad, sólo comparable con la de cambiar las flechitas de las calles 16 y 17, dizque para descongestionar la carrera primera… de tanta genialidad ¡Líbranos Señor!

De los que no entienden a esta altura de los tiempos, que un senador que fue víctima del secuestro, como Luis Eduardo Gechem, está autorizado moralmente para aliarse con cualquier fuerza oscura que le ayude a darle chumbimba a sus antiguos captores, ya que las fuerzas claras del Estado, tratan de liberarlos de agache mientras vacacionan en La Habana. De que se roben la caleta de Gechem en el Congreso… ¡Líbranos Señor!

De los noticieros que en cumplimiento de la ley, ocultan la cara de nuestros tiernos menores de edad, que acaban de asesinar a puñaladas a un compañerito del barrio, cuando lo que merecen es la picota pública y uno que otro linchamiento, antes de que les den la casa por cárcel … ¡Líbranos Señor!

De la lengua viperina y derechosa de Sinforoso… ¡Líbranos Señor!

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.