Alianza del Pacífico y Asia

Alianza del Pacífico y Asia
A propósito de la firma del acuerdo de la Alianza del Pacífico, por los Presidentes de Colombia, Chile, México y Perú y la posibilidad de que pronto se sumen Panamá y Costa Rica, no sólo se crea un importante bloque económico regional,
11 Jun 2012 - 12:00am

sino que es necesario valorar cuál es el escenario estratégico asiático dentro del cual esperan proyectarse, más allá de que a la fecha China capte alrededor del 20 por ciento de las exportaciones latinoamericanas y sea el principal mercado de Chile y muy importante socio comercial para muchos países de la región.


Es importante tener en cuenta que en Asia comienza a jugarse un juego estratégico importante entre las potencias, que es ya el reflejo del desplazamiento del eje del poder global hacia el Pacífico asiático.


Primero, en gira por Asia de León Panetta, secretario de Defensa norteamericano, no sólo hizo una visita oficial a su colega vietnamita, sino que avanzaron en conversaciones sobre acuerdos de cooperación militar en el futuro inmediato, para garantizar la seguridad de Vietnam 'incluida la solicitud de comprar equipos militares norteamericanos'; paradójicamente la nación que enfrentó a Estados Unidos en la guerra fría y lo forzó a abandonar la península de Indochina, que sigue siendo teóricamente un régimen socialista, es al mismo tiempo un rival histórico de China y por lo tanto tiene dentro de sus perspectivas estratégicas prevenirse de eventuales agresiones chinas.


En esa misma gira, Panetta planteó que las previsiones estratégicas de Estados Unidos hacia el 2020 es un desplazamiento de la flota norteamericana hacia el Pacífico, 'las fuerzas que hoy tenemos repartidas aproximadamente en un 50 – 50 por ciento entre el Pacífico y el Atlántico, pasará a ser del 60 - 40 en esos océanos'.


No sólo es Vietnam quien mira con recelo el poder de China, está por supuesto India, la otra potencia nuclear, Filipinas, con quien tiene un contencioso limítrofe, Taiwan y Corea del Sur.


Segundo, esta semana se realizó en Pekín la reunión anual de la Organización para la Cooperación de Shanghái (SCO por sus siglas en inglés), organismo de integración asiático, que tiene como prioridad los asuntos de seguridad “pero no exclusivamente”- que está conformado por Rusia, Kazajistán, Kirguizistán, Tayikistán, Uzbekistán y China; adicionalmente son observadores Irán, India, Mongolia y Pakistán.


A esta reunión asistió como invitado el presidente de Afganistán, Hamid Karzai. Es importante destacar los acercamientos entre Rusia y China -dos potencias con cercanías y distancia tanto en lo económico como en lo estratégico-, sino también el intento de fortalecer lo que Miguel Ángel Bastenier ha denominado la particular versión china de la doctrina Monroe “Asia para los asiáticos”.


Igualmente, está en marcha una iniciativa para que los países de la Organización de Cooperación de Shanghái entren a suplir el vacío que dejará pronto la Otan con su retiro de Afganistán y asuman un compromiso claro de apoyo a la reconstrucción de este país asiático; en este mismo encuentro China y Afganistán decidieron establecer una asociación estratégica y cooperativa, de acuerdo con la declaración conjunta que emitieron.

No hay duda que el ascenso de China a segunda economía del mundo, pero además el proceso de modernización que ha venido teniendo el Ejército Popular de Liberación chino, el incremento de su presupuesto de defensa y su creciente coincidencia con Rusia para tener posiciones unificadas en temas estratégicos globales, como Siria, o Irán -lo relacionado con el uso de energía nuclear para fines pacíficos-, explican porqué el eje de los pulsos estratégicos globales se han desplazado al Asia.

Publicada por
ALEJO VARGAS VELÁSQUEZ