“No es correcto que se recurra a vías de hecho”: Secretario de Educación de Ibagué

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAPlantel educativo con proyección a integrar el sistema de Jornada única.
Contenido Exclusivo
Las inversiones para fortalecer la Jornada Única tenían como propósito mejorar la calidad en el sistema educativo, sin embargo, con el paso del tiempo los estudiantes siguen con proyectos inconclusos. Juan Manuel Rodríguez Acevedo, titular de esta cartera habló sobre la situación.
PUBLICIDAD

La Jornada Única en Colombia fue diseñada como una estrategia dirigida a mejorar la calidad de educación a través del desarrollo de cuatro componentes, con énfasis en el componente de infraestructura que implica construcciones escolares y dotación, bajo la idea de que esta influye en la calidad de los aprendizajes de los estudiantes al mejorar el ambiente físico de los lugares de trabajo académico.

Es el componente que atrae la mayor atención de los mandatarios y los políticos, porque es un componente que se puede inaugurar y hacer visible como acto de gobierno.

Un segundo componente es la Alimentación Escolar, el tercero es el talento humano, esto es, la disponibilidad de los docentes, y el cuarto elemento es el fortalecimiento pedagógico y curricular que a pesar de ser esencial en la formación de los estudiantes, es el de menor atención.

La Jornada Única nació en tiempos del presidente Juan Manuel Santos y en el Tolima, bajo la gobernación de Óscar Barreto y de Guillermo Alfonso Jaramillo como alcalde de Ibagué, con estilos distintos y decisiones también disímiles.

En Ibagué para efectos de las inversiones financieras, el Concejo municipal aprobó el convenio No. 1291 del 3 de Octubre de 2016, en el que la Nación y el Municipio acordaron cofinanciación, asimismo, se estableció que el Ministerio de Educación aportaría el 70% y la Administración local el 30%, para el “programa de Jornada Única y que serán ejecutados por el Ffie, a través del patrimonio autónomo autorizado por la Ley 1753 del 9 de Junio de 2015, por un valor de $200 mil millones con aporte por parte del Municipio por valor de $60 mil millones”.

Una inversión proyectada que inclusive superaba la hecha para la realización de los Juegos Nacionales, de gran impacto sobre el mejoramiento de las aulas y otras construcciones físicas que antes no se atendían como debiera ser. De los 200 mil millones de pesos pactados a comienzo de 2016, a través de los años se empezó a hablar de cifras superiores, porque la Alcaldía ha tenido que hacer inversiones adicionales en obras de acceso, principalmente. No todo estaba financiado.

Han cambiado las cifras y la población objetivo. El número de establecimientos educativos oficiales que comenzó con 31 bajó a 26, según lo aprobado por el Fondo de Financiación de Infraestructura Educativa, Ffie, del Ministerio de Educación, entidad que centralizó en Bogotá todos los procesos precontractuales y contractuales, una de las razones por las cuales se han originado demoras, cambios de contratistas y flujo de transferencias de dinero a paso lento.

La Procuraduría General de la Nación, en informe del 31 de marzo de 2020, incluye el dato que en Colombia, la cobertura de la Jornada Única es equivalente al 29.3% de los planteles educativos oficiales.

Que en Ibagué el avance de esta estrategia llega hasta 39 planteles (Instituciones Educativas) sobre el total de 60. En los 46 municipios no certificados donde la Gobernación es la responsable de la gestión del sistema escolar, la cobertura (avance) es de 116 planteles de un total de 212 (instituciones educativas), porcentualmente equivale a un 54.7%, según la Procuraduría.

Son cifras diferentes a las que se registran en informes de rendición de cuentas en el Tolima.

Preguntas y respuestas

Las marchas, los bloqueos de vías por parte de estudiantes, docentes e inclusive de padres de familia, se han convertido en hechos de común ocurrencia en los primeros días de mayo. Entre los motivos están las obras inconclusas y problemas en el suministro de alimentación.

Se ha recurrido a vías de hecho para reclamar la rápida terminación de las obras inconclusas en los planteles educativos de Jornada Única. Para abordar estos temas, El Nuevo Día habló con el secretario de Educación de Ibagué, Juan Manuel Rodríguez Acevedo.

EL NUEVO DÍA: ¿Cuál es su percepción sobre los actos de protesta de estudiantes y docentes sobre el estado de las obras de Jornada Única?
Juan Manuel Rodríguez Acevedo: Existe el derecho de los estudiantes a la protesta, sin embargo, no puede volverse un abuso al derecho. No es correcto que se recurra a vías de hecho, se debe recurrir a las instancias de carácter legal, al respecto existen muchas acciones constitucionales y desde la Administración municipal estamos dispuestos a escuchar a los estudiantes.

E.N.D.: ¿Cuántos establecimientos educativos que están en construcción o adecuación física, aspira a entregar la actual Administración en el tiempo que resta de gobierno?
J.M.R.A.: Se espera que para el 2023, de las construcciones programadas, se tengan 24, sin embargo, día a día surgen inconvenientes que generan retrasos en las obras. Se está haciendo el llamado y seguimiento constante para que se pueda dar cumplimiento a las fechas establecidas. El señor Alcalde constantemente hace llamados en el sentido de que estas obras sean terminadas lo antes posible.

E.N.D.: La Jornada Única contempla como uno de sus cuatro componentes, el fortalecimiento pedagógico y curricular en las instituciones educativas donde se desarrolla este programa. ¿Qué se ha hecho al respecto?
J.M.R.A.: Desde la Dirección de Calidad de la Secretaría, se desarrollan las estrategias que orienta el Ministerio de Educación, entre ellas la de ‘Educar para avanzar’, dirigida a aplicar estrategias pedagógicas que permitan mejorar los estándares de calidad educativa en cada plantel.

END.: ¿Hasta cuánto llega la inversión en Jornada Única, de recursos propios y producto del convenio con el Ministerio de Educación?
J.M.R.A.: Las inversiones se hacen en los cuatro componentes de la Jornada Única, entre ellos las inversiones en personal y en infraestructura. El mayor gasto está en personal, en cuanto el programa de Alimentación Escolar, PAE, se están invirtiendo cerca de 22.000 millones de pesos; las inversiones que se hacen para fortalecer el Proyecto Educativo Institucional, que dirige la Dirección de Calidad con una inversión cercana a los $300 millones y, desde luego la alta inversión en construcciones escolares y dotación.

Justificación de la Jornada Única

Hay justificaciones teóricas para la implementación de la Jornada Única. Entendida esta como un mayor número de horas de trabajo académico (jornada completa), en reemplazo de jornadas matinales, jornadas de la tarde con estudiantes distintos para incrementar cobertura.

El Laboratorio de Economía de la Universidad Javeriana, en su informe No. 53 del 19 de abril del presente año (2022) dice sobre este tema: “La evidencia de la literatura da cuenta en términos generales, que la extensión de la jornada escolar tiene impactos positivos en el desempeño académico y desarrollo integral de los estudiantes… para el caso de Colombia, los pocos estudios disponibles indicarían un efecto positivo del incremento o extensión de la jornada escolar”.

Por ley, la Jornada Única fue establecida en Colombia en 2015 y desde entonces ha tenido variaciones significativas, hasta el punto en que el incremento de horas de clases no se ha cumplido, esta estrategia parcialmente se ha convertido en ‘letra muerta’ para el componente pedagógico y curricular, principalmente.

De acuerdo con el decreto 2105 de 2017, en todos los niveles educativos el incremento de horas de clase es apenas de una hora diaria adicional, cinco horas a la semana. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

LUIS EDUARDO CHAMORRO RODRÍGUEZ / Especial para EL NUEVO DÍA

Comentarios