Eln dice que no secuestró ni asesinó a la hija de Rodolfo Hernández

Crédito: Colprensa / El Nuevo Día.
El grupo armado publicó un comunicado diciendo que no tuvo retenida a Juliana Hernández Oliveros. El candidato asegura que ese grupo la asesinó.
PUBLICIDAD

Uno de los sucesos que más ha marcado la campaña a la Presidencia de Rodolfo Hernández es la historia de su hija adoptiva, Juliana Hernández Oliveros. Según el candidato, esta fue secuestrada y asesinada por el Eln, en 2004.

En medio de la contienda por la Casa de Nariño ese grupo armado había guardado silencio sobre las declaraciones del exalcalde de Bucaramanga hasta este jueves, cuando publicaron un comunicado en el que niegan haber perpetrado los hechos de los que les señala el ingeniero de 77 años.

“Después de hacer las indagaciones respectivas le informamos al país que nunca tuvimos retenida a Juliana Hernández Oliveros hija adoptiva de Rodolfo Hernández, quién según él desapareció en el 2004 en la región de Ocaña, Norte de Santander”, escribió el Eln en un comunicado.

La historia que ha delineado Hernández sobre Juliana indica que esta fue raptada a sus 23 años mientras transitaba por el municipio de Ocaña, Norte de Santander, y asegura que sus captores le habían pedido 2 millones de dólares de recompensa.

Al comienzo de la búsqueda el entonces empresario había afirmado que Juliana estaba en manos de la guerrilla de las Farc, pero con el tiempo decantó esa hipótesis hasta apuntar al Eln como el grupo responsable de su desaparición.

En todo caso, Rodolfo Hernández ha dicho que decidió no pagar el rescate porque en el pasado ya había entregado dinero a un grupo armado a cambio de la liberación de su padre, Luis Jesús Hernández. La teoría que ha divulgado el candidato es que esta fue asesinada, aunque jamás encontraron su cuerpo.

Pero la versión del Eln es contraria a la del ingeniero, pues ese grupo sostiene que “ninguna de nuestras estructuras en la región tiene responsabilidad directa ni indirecta en este caso, es falso que ella hubiese desaparecido o muerto en manos del Eln; nunca nos comunicamos con Rodolfo Hernández para solicitar dinero por su liberación porque ella no estaba con nosotros, ni teníamos informaciones al respecto”.

El grupo terrorista escribió en su comunicado que no descarta que alguna banda “en complicidad con los organismos de inteligencia, como ha ocurrido en otras ocasiones, se haya comunicado utilizando el nombre del Eln para exigir dinero por su liberación”.

La desaparición de Juliana Hernández ha sido protagonista en la campaña del exalcalde de Bucaramanga. En dos entrevistas de televisión, una con RCN y la otra con CNN, el candidato lloró en cámara recordando a su hija. Esta semana su equipo publicó una carta pidiendo que se respeta la privacidad de la familia sobre este suceso.

En la más reciente de esas conversaciones con la cadena internacional CNN el candidato aseguró que entró a la política para “ver cómo se corregía, porque yo sé que todo eso que pasó en Colombia fueron expresiones que solicitaron el sector campesino y que el gobierno de la época no atendieron. Al no atender, como siempre que no atienden a los pobres, miren lo que incubó: 250 mil muertos”.

Vanguardia / Redacción web.

Comentarios