Rodolfo Hernández hace comparaciones no verificables sobre corrupción histórica en Colombia

EL NUEVO DÍA
Crédito: EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
El candidato Rodolfo Hernández afirmó que el nivel actual de corrupción es el más alto en la historia de Colombia; sin embargo, esto no es verificable porque no existe una fuente oficial que mida el nivel exacto de corrupción que hay en el país.
PUBLICIDAD

En entrevista con Patricia Janiot, periodista de Univisión, el candidato Rodolfo Hernández afirmó lo siguiente: “Nunca creí en (Iván) Duque por su juventud, su falta de experiencia, su falta de recorrido. Y no me equivoqué. (…) Nos dejó los niveles de corrupción más altos de la historia republicana de Colombia” (Minuto 10:18) .

Luego de consultar fuentes oficiales y hablar con expertos, RedCheq califica esta afirmación como ‘No verificable’, pues en el país no hay mediciones oficiales que permitan definir cifras exactas y comparables sobre corrupción histórica en Colombia. Además, algunos informes sobre percepción de corrupción evidencian que los indicadores registrados en los últimos diez años no han variado significativamente.

RedCheq se comunicó con el equipo de prensa del candidato presidencial para saber en qué fuente basó dicha afirmación, pero hasta el momento de publicación de este artículo no hubo respuesta.

 

Percepción de corrupción: una variable que da pistas, pero no datos exactos

Según el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) del 2021, Colombia obtuvo, con 39 puntos sobre 100, el puntaje  menos malo que ha obtenido en los últimos 10 años, siendo 0 corrupción muy elevada y 100 ausencia de corrupción. Adicionalmente, de acuerdo con este ranking de corrupción, para el 2021 Colombia se ubicó en el puesto 87 entre los 180 países evaluados. Cabe resaltar que el Índice de Percepción de la Corrupción es una cifra que monitorea anualmente Transparencia Internacional.

“Esta calificación se obtiene del análisis de ocho fuentes que miden la percepción de analistas, académicos e inversionistas extranjeros, respecto a qué tanto afecta la corrupción al sector público del país. Una calificación por debajo de 50 puntos indica niveles de corrupción muy serios en el sector público”, explica el informe de Transparencia Internacional. Así pues, si bien la calificación obtenida por Colombia en el 2021 sigue siendo alta, es incluso inferior a la obtenida en los últimos 10 años.

 

Suministrada / El Nuevo Día 

 

Por su parte, Transparencia por Colombia –organización de la sociedad civil que promueve la lucha contra la corrupción en lo público y en lo privado– señala que “durante 10 años Colombia ha obtenido calificaciones entre los 36 a los 39 puntos, es decir, sin variaciones estadísticamente significativas”. Esta organización también precisa que “en el ranking de 2021, el país pasó del puesto 92 (IPC, 2020) al 87 debido a que cinco países, que antes se encontraban con una calificación mayor que Colombia, decayeron: Argentina, Lesoto, Turquía, Guyana y Marruecos”.

En ese sentido, es claro que el puntaje y la ubicación que ha obtenido Colombia entre el 2012 y 2021 en el Índice de Percepción de la Corrupción no ha variado de forma significativa, lo que contradice la afirmación de Hernández en la que sostiene que el actual presidente, Iván Duque, dejó los niveles de corrupción más altos en la historia del país.

Sobre las declaraciones de Hernández, RedCheq también consultó a Elisabeth Ungar, exdirectora de Transparencia por Colombia, politóloga de la Universidad de los Andes y máster en Sociología Jurídica de la Universidad de Wisconsin. Ella aseguró que ese tipo de informes –como el de Transparencia Internacional– permiten hacer comparaciones sobre diferentes años, pero hay que tener claro que se trata de mediciones sobre la percepción de corrupción y no sobre la corrupción como tal.

“Esto se debe a que la corrupción en Colombia y en muchos otros países es un fenómeno estructural, transversal y que trasciende fronteras. Además, los corruptos utilizan medios cada vez más sofisticados que son difíciles de rastrear”, precisó la experta.

 

Comparaciones no verificables

RedCheq también se contactó con la Controlaría General de la República para indagar si desde esta institución contaban con estudios o mediciones en relación con los niveles de corrupción en Colombia. Frente a esto, explicaron que desde su misión como máximo órgano de control fiscal del Estado no les corresponde realizar este tipo de mediciones, por lo que no tienen definidos datos exactos sobre este tema.

“Es cierto que tenemos muy altos niveles de corrupción en este momento, pero no hay cifras que sustenten la afirmación de que son los más altos. Desafortunadamente es muy difícil, si no imposible, medir exactamente cuánta corrupción hay”, añadió Ungar sobre la dificultad de medir los niveles de corrupción.

Camilo Enciso, director del Instituto Anticorrupción, coincide con Elisabeth: “No existe mucha información objetiva que permita validar una afirmación como la de Rodolfo. Sin embargo, la percepción de corrupción en Colombia sí está muy deteriorada. La reciente Encuesta de Cultura Política del DANE muestra que el 73,2% de los mayores de edad encuestados perciben que la corrupción ha aumentado, comparado al 64,9% de dos años antes”.

Además, al ser consultado por RedCheq, Enciso señaló que la impunidad es una de las variables que más fortalece la corrupción: “Mientras el sistema judicial no garantice que la corrupción recibirá una sanción y, sobre todo una garantía de no repetición, será imposible restablecer la confianza ciudadana en el Estado, que está directamente atada al mejoramiento de la percepción de la corrupción”.

Finalmente, Andrés Hernández, director ejecutivo de Transparencia por Colombia, explica lo siguiente sobre la imposibilidad de asociar los niveles de corrupción a la gestión de un gobierno en particular: “En el monitor ciudadano de corrupción, cuando comparamos datos de distintos años, por lo menos desde donde arrancamos que es 2016 a 2021, hay un incremento de corrupción asociado a corrupción administrativa, corrupción política, corrupción privada, corrupción judicial, pero esto no se puede asociar directamente a la gestión propiamente dicha de un gobierno en particular. Entonces tenemos, por ejemplo, casos de corrupción en el ámbito judicial, pero son temas que no dependen del ejecutivo, por lo que no sería posible con estos datos hacer una comparación real entre un gobierno y otro, por eso nos tenemos que basar en instrumentos como el Índice de Percepción de Corrupción”.

 

Alianza Redcheq

Comentarios