“Si Timochenko puede ser congresista, ¿por qué ‘Mancuso’ no?”: exparas piden llegar al Congreso en “paz total” de Petro

Crédito: Vanguardia / El Nuevo Día.
Un grupo de altos mandos de exparamilitares enviaron una polémica carta en la que le piden al presidente Gustavo Petro sumarse a la “paz total” a cambio de recibir reducciones de penas y la posibilidad de obtener curules en el Congreso.
PUBLICIDAD

La misiva fue enviada desde la cárcel de alta seguridad Combita, en Boyacá, y firmada por el exjefe paramilitar Pablo Hernán Sierra García, más conocido como “Alberto Guerrero” o “Pipintá”, quien fue comandante del Bloque Cacique Pipintá y operó en Manizales, Caldas, Antioquia y Risaralda.

Sierra García es un reconocido exparamilitar que, además, se considera uno de los testigo claves en el proceso que se adelanta contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por supuesto soborno a testigos.

Dentro de la carta, Sierra dice que tanto él como varios de los excombatientes del Bloque Cacique Pinpintá “estamos en disposición de desmovilizarnos y contar la verdad, en favor de la justicia, las víctimas de nuestro accionar de guerra, el Perdón y la Reconciliación, como paradigma a las nuevas generaciones de no repetición y contribución a la paz total”.

Sobre las curules en el Congreso, Sierra García propone que los exparamilitares tengan la posibilidad de obtener dichos cargos públicos así como lo han hecho con los exmiembros de la extinta guerrilla de las Farc, quienes obtuvieron 5 escaños en la Cámara de Representantes y 5 en el Senado tras la firma del Acuerdo de Paz.

“Si Timochenko y Gabino pueden ser congresistas, por qué no ‘Julián Bolívar’, el ‘Alemán’, ‘Jorge 40’, ‘Martín Llanos’, ‘Mancuso’, ‘Don Berna’, ‘Chiquito Malo’, ‘Siopas’, ‘Gonzalito’ o el suscrito, irónicamente, con respeto, toca decir: que un exguerrillero va a hacer la paz total con su archienemigo, los paracos, y nos va a sacar de las cárceles”, asevera el excomandante.

De igual modo, los exparamilitares solicitan poder “conformar un partido político” tras una eventual negociación con el Gobierno y revivir el delito de sedición, una figura que le permitiría al Estado darle a los grupos paramilitares tratos similares a los de las guerrillas.

“Revivir la sedición, es reconocer las desmovilizadas Autodefensas como el segundo actor del conflicto interno armado de Colombia para que se conozca por medio del padre de Francisco de Roux la verdad histórica, que las AUC enfrentaron las Guerrillas de las Farc Ep, del EPL, del Eln y del M-19, para que no llegaran a la toma del poder por la vía armada o política, en connivencia con sectores de las FF. MM.”, afirmó Sierra.

Por último, Sierra y los demás paramilitares solicitan hacer un referéndum para preguntarles a los colombianos la legalización de la marihuana y la cocaína, “pues solo así podremos acabar con ese problema de las drogas”, dice la misiva.

Vanguardia / Redacción web.

Comentarios