00000

¿La humanidad descubrió el maíz en Colombia?

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
El mandatario habló sobre la importación de alimentos en el país y aseguró que el maíz fue descubierto por la humanidad en un municipio colombiano.
PUBLICIDAD

El presidente Gustavo Petro se refirió a varias cifras sobre la importación de alimentos en Colombia, especialmente maíz. En el marco de la visita al país del presidente de España, Pedro Sánchez, entre el pasado 23 y 24 de agosto, el mandatario colombiano aprovechó para hablar sobre temas como la seguridad alimentaria. 

En la respectiva rueda de prensa (min. 48:10), Petro habló sobre la importación de alimentos y aseguró que el país importa 13 millones de toneladas, de las cuales la mitad es maíz, un cereal que –según él– se descubrió en Colombia. Estas afirmaciones tuvieron como contexto el tema de la guerra de Ucrania, ya que este país, junto con Rusia, son los principales proveedores de diversos cereales en el mundo, entre los cuales se encuentra el trigo. 

“Nosotros importamos 13 millones de toneladas de alimentos, la mitad de ellos, maíz. El maíz, de acuerdo con las investigaciones que hay, lo encontró la humanidad en territorio colombiano, en el departamento de Córdoba, en el Caribe, en el municipio de Momil. ¿Cómo es posible que donde la humanidad encontró el maíz por primera vez, ahora se importe en esa cantidad?”, cuestionó el mandatario colombiano.  

Luego de consultar fuentes oficiales, fuentes alternativas y expertos, RedCheq califica estas afirmaciones como ‘Discutibles’, pues aunque las cifras sobre importación de alimentos son acertadas, lo que resultó discutible fue la afirmación de que la humanidad descubrió el maíz en Momil, un municipio del departamento de Córdoba. De hecho, no existe consenso sobre cuál es el origen exacto de este cereal. 

Intentamos hablar con el equipo de Petro para precisar cuáles fueron las fuentes que usó para hacer esas afirmaciones, pero hasta el momento de la publicación de este artículo no hemos obtenido respuesta. 

Cifras sobre importación de alimentos y maíz

 

Petro se refirió a las 13 millones de toneladas de alimentos que importa Colombia, como una manera de cuestionar el hecho de tener capacidad productiva y aún así importar alimentos esenciales en grandes cantidades. 

RedCheq pudo corroborar que esta cifra es cierta. En una verificación anterior relacionada con el tema, este medio pudo establecer a través de información suministrada por el actual presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Bedoya, que la importación de alimentos está por el orden de las 13,8 millones de toneladas, lo que representa un 18.6 % de los alimentos que consumimos, ya que para 2021 el país produjo 73.2 millones de toneladas de comida. 

Petro completó su frase afirmando que de esas 13 millones de toneladas de alimentos la mitad corresponde a maíz, lo cual, según pudimos verificar, se acerca mucho a la cifra exacta. Según datos de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales (FENALCE), Colombia importa un total de 6.017.059 toneladas de maíz, de las cuales 5.654.325 corresponden a maíz amarillo y 362.734 a maíz blanco. Es decir, la cifra se acerca lo suficiente a la mitad del total de las toneladas de alimentos importadas en el país. Sin embargo, tal como lo muestran los datos de la Federación, Ucrania no figura entre los países de origen de esas importaciones. 

El diario La República, apoyándose en datos de la Sociedad Colombiana de Agricultores (SAC), confirma la cifra, referenciando 6.1 millones de toneladas importadas de maíz, así como la de las 13 millones de toneladas de alimentos importadas, lo que representó un rubro de US$ 8.830 millones en 2021. Según Jorge Bedoya, presidente de la SAC, esto se debe a que “el país no cuenta con las condiciones para cultivar los productos con mayor participación en las importaciones y poder sustituirlos al 100%”.

El especialista en administración pública y economía política, Rafael Ruíz Millán, consultado por RedCheq, hace referencia –mediante un cuadro suministrado por él con base en datos del Ministerio de Agricultura– a una serie histórica sobre la importación de maíz en el país con un gradiente de crecimiento de 6.7 % que, dice él, no es nada despreciable. 


1


Justamente, Ruíz Millán destaca el papel que han jugado los altos costos actuales de los fertilizantes y otros insumos, que hoy pesan, tomando como fuente a FENALCE, un 61.6 % del costo total de la producción de maíz. 

2


De acuerdo con las conclusiones del boletín de precios de insumos agropecuarios No. 4 de 2022, emitido por el Ministerio de Agricultura, los insumos agropecuarios, entre ellos los fertilizantes, fueron afectados por el incremento del precio internacional de las materias primas, el de los fletes por la crisis de contenedores generada por la pandemia y la depreciación de la tasa de cambio, las medidas restrictivas por parte de algunos países exportadores de fertilizantes debido al covid-19 y, más recientemente, por la guerra entre Rusia y Ucrania. El documento resalta que, debido a la finalización de la pandemia, se han presentado mejoras, pero los precios siguen siendo elevados.  

¿La humanidad descubrió el maíz en Colombia? 

 

En lo que sí falla Gustavo Petro, o al menos puede considerarse discutible, es en su afirmación de que el maíz fue descubierto por la humanidad en lo que hoy es el municipio de Momil, en Córdoba, su departamento natal.  

En el minuto 48:20 de su intervención, el presidente afirmó: “El maíz, de acuerdo a las investigaciones que hay, lo encontró la humanidad en territorio hoy colombiano, en el departamento de Córdoba, en el Caribe, en el municipio de Momil…”.

Según un documento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con respecto al origen del maíz subsisten discrepancias y se pueden hallar en los estudios académicos varias teorías. Se considera que el maíz fue una de las primeras plantas cultivadas por el ser humano, hechos datados entre unos 7.000 y 10.000 años de antigüedad y las evidencias más antiguas parecen ubicarlo en lugares arqueológicos de México, donde se hallaron mazorcas con más de 5.000 años de antigüedad. 

Según el mismo documento, sobre su origen se han desarrollado tres principales teorías que lo ubican en diferentes lugares geográficos. La primera habla de un origen asiático, en la región del Himalaya, aunque se advierte que esta es una teoría muy discutida actualmente. La segunda ubica el origen del maíz en la zona Andina, en los altos Andes de Bolivia, Ecuador y Perú. Esta teoría se apoya en la evidencia de la amplia diversidad genética de los maíces andinos. Sin embargo, en la región no se conoce ningún pariente salvaje del maíz, como el teosinte. 

Al parecer la teoría más aceptada habla del origen del maíz en México, donde tanto maíz como teosinte se encuentran en gran diversidad. El hallazgo de polen fósil y mazorcas en cuevas en sitios arqueológicos parece dar sólido sustento a la teoría. Según el documento de la FAO, la mayoría de investigadores coinciden en ello. Por otra parte, la plataforma Agroacerca, de México, publicó en su portal de Facebook la siguiente imagen que ilustra la evolución del maíz a partir del teocintle. 
6

Ahora bien, en ninguna de las anteriores teorías se menciona a Colombia como uno de los posibles territorios originarios del maíz en el mundo o tan siquiera en la región. Sin embargo, el ingeniero agrónomo e investigador, Daniel Mesa Bernal, quien fuera miembro de la Junta Directiva del Instituto Geográfico Agustín Codazzi y del Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas de la OEA, cita a Colombia como posible origen de este cultivo en su investigación titulada Historia Natural del Maíz

En la página 66 de su documento, Mesa Bernal cita el estudio de Gerardo Reichel – Dolmatoff, publicado en 1948 en la revista Agricultura Tropical, en el que se concluye que la región del Bajo Magdalena bien podría haber sido el centro de origen de la horticultura suramericana primitiva y así cuna del cultivo del maíz. Y aunque si bien se citan algunos argumentos a favor, también se referencian varias objeciones de parte de otros investigadores, la mayoría argumentando que las condiciones que sustentan el posible origen del cultivo de maíz en Colombia se dan también en otros lugares, como México, por ejemplo. 

En conclusión, si bien no podemos asegurar que la afirmación del presidente Petro sea del todo errada, al menos es discutible, en tanto aún no existe una investigación lo suficientemente concluyente que determine el origen del maíz en Colombia y mucho menos exactamente en Momil.  

Una alianza entre RedCheq / El Nuevo Día

Comentarios