La ópera unió al Tolima Grande

SUMINISTRADA POR LA ALCALDÍA DE NEIVA - EL NUEVO DÍA
La preparación del numeroso grupo de casi 60 artistas locales estuvo a cargo del experimentado director de coros y orquesta ibaguereño Carlos Manuel Fernández Hernández.

Pocas veces una integración musical genera tanta expectativa como la ocurrida esta Semana Santa en Neiva, en el desarrollo de Ópera para la PAZcua, que engalanó la Catedral capitalina y el parque de la música Jorge Villamil Cordovez.

Allí, se reunieron más de 150 artistas para rendir tributo al arte en torno a obras de grandes compositores como Gioachino Rossini, Gaetano Donizetti, Charles Gounod, Georges Bizet, Giuseppe Verdi y Wolfgang Amadeus Mozart.

Entre esta gran delegación se destacó el talento tolimense, con los casi 60 integrantes de una masa coral formada por el Coro de la Excelencia, de la Universidad de Ibagué, y el Polifónico Nuevo Tolima.

 

Dos mágicas noches

Ópera para la PAZcua fue un propósito en el que confluyeron diversas voluntades públicas y privadas, entre ellas la Alcaldía de Neiva y la Gobernación de Huila, que aportaron su significativo grano de arena al evento.

La participación del Tolima se llevó a cabo en dos noches con igual brillo: la primera, el Jueves Santo, en la Catedral de la Inmaculada Concepción, en que se acompañó el lavatorio de los pies con la emblemática Misa de Coronación de Mozart.

Entre tanto, la noche de cierre del encuentro, quizá la que más fácil recordaremos los integrantes de esta puesta en escena y los asistentes, fue la cumplida el Sábado Santo, en el parque de la Música, para el que la preparación fue intensa.

Allí, la ópera fue la protagonista, con una serie de intervenciones brillantes en la que se hizo evidente aquella integración, debido a un montaje en el que también participaron los coros Al Sur, CantaUsco y Conservatorio del Huila.

En ese momento ya se contaba el centenar y medio de artistas en escena, debido a la presencia instrumental de la Banda Sinfónica del Huila y a los solistas Nathalie Peña Comas (soprano), Ingrid Velandia (mezzosoprano), Luis Carlos Hernández Luque (tenor) y el tolimense Carlos Durán Rincón (barítono).

 

El repertorio

La gala del sábado inició con una significativa muestra de talento local, en la que se destacaron niños y jóvenes integrantes del programa Manos y sonidos para la Paz, que se cumple en la capital huilense gracias a la Administración local.

De sus voces se escucharon los himnos de Colombia, de Huila y de Neiva, como antesala a la presentación de las cantautoras locales Mía Cabrera y María Carvajal, quienes entregaron canciones inéditas para los más de cinco mil asistentes.

Y llegó el momento esperado. La ansiedad fue limada por el fuerte trabajo coral, físico y humanístico liderado por maestros como Carlos Manuel Fernández Hernández, director de los coros tolimenses, y Edison Elías Delgado, reconocido intérprete de música andina colombiana.

De las más de 90 voces hermanadas sonaron las obras cortas ‘Brindisi’, de ‘La Traviata’; ‘Heia’, ‘El toreador’, ‘Siciliana’, ‘Coro di Schiavi’ o Coro de Esclavos, ‘Il Trovatore’ y ‘Habanera’, con un resultado vibrante, emocionante, reconfortante. El esfuerzo dio sus frutos y el aplauso fue total.

 

Dato

El desarrollo de este concierto podría derivar en más proyectos conjuntos entre ambos departamentos, debido a la gran aceptación y el arduo trabajo cumplido.

 

Frase

"Gracias a todos los que hicieron posible esto. ¡Estuve muy feliz!", Carlos Durán Rincón

Imagen eliminada.

COLABORACIÓN ESPECIAL DE HERNÁN CAMILO YEPES VÁSQUEZ

Comentarios