Que sus palabras sean consistentes con sus actuaciones

En general es fácil decir lo mucho que uno quiere a alguien o algo pero, con gran frecuencia, es difícil hacer que aquello que dice se refleje en las actitudes y comportamientos que se asumen.

A veces ocurre que se recitan cientos de palabras hermosas que pierden todo su significado cuando a su vez se demuestra desafecto, desconsideración, falta de compromiso, en fin, todo lo contrario.

Un buen propósito para el 2020 puede ser, que las actitudes y comportamientos personales sean coherentes con el afecto que verbaliza:

 

Si quiere a su familia...

 1. Agradezca a sus padres todo el esfuerzo que han hecho o siguen haciendo para procurarle bienestar, físico o emocional.

2. Colabore en alguna tarea de la casa, no deje todo el trabajo a sus padres. Ellos también se cansan.

3. Tenga paciencia con los mayores, recuerde que a más años se van perdiendo agilidad y reflejos, eso que usted también va a perder cuando llegue a esa edad.

4. Ofrezca una sonrisa, una palabra y un gesto amable, tal vez eso pueda ser lo mejor que le ofrezca a sus padres o hermanos.

5. No proteste, grite o maldiga por pequeñeces. Recuerde que usted también comete faltas o tiene un temperamento difícil que todos deben aprender a tolerar.

6. Regáleles tiempo, no haga de su casa un hotel al que llega solo a comer algo y dormir cuando ya todos se han ido a la cama.

 

Si quiere su ciudad...

 1. Hable bien de la ciudad. Así tengamos mucho por mejorar también tenemos cosas de las cuales sentirnos orgullosos.

2. Sea entusiasta y participe en actividades cívicas, deje su apatía, la ciudad necesita la mano amiga de cada uno de sus habitantes.

3. No arroje basura a la calle, arregle el antejardín y la fachada de su vivienda o empresa, contribuya a que la ciudad luzca más limpia y acogedora.

4. Visite los sitios principales para que pueda hablar de ellos y contar lo positivo que tienen. Recuerde que es muy difícil querer lo que no se conoce.

5. Sea un buen vecino para que cada barrio sea una comunidad grata para vivir.

6. Sea amable con los turistas. Hagamos lo posible para que tengan una estancia grata y un buen recuerdo de Ibagué. Que hablen bien de nuestra ciudad es la mejor y más económica promoción que podemos lograr. Los pesos que dejan los turistas son muy importantes para dinamizar la economía de la Ciudad Musical.

Este es un excelente año para demostrar nuestro afecto por todo lo que queremos, hagamos el mayor y mejor esfuerzo porque las acciones sean consecuentes con las palabras. Aquí es oportuno recordar un proverbio árabe que dice:

“Quien quiere hacer algo encuentra un medio, quien no quiere hacer nada, encuentra una excusa”.

 

Si quiere a sus amigos...

 1. Escúchelos cuando quieran contar lo que les ocurre, así usted piense que son boberías.

2. Respete sus decisiones. El que sea su amigo no significa que deba actuar como usted, ni hacer lo que usted quiere que haga.

3. Cuando se disguste con ellos no los ofenda, recuerde que la palabra lanzada no puede ser recogida.

4. Acompáñelos también en sus tristezas los amigos no son solo para compartir alegrías.

5. Dar, es más un sinónimo de amistad que esperar o recibir. Sea generoso, con palabras, afecto, tiempo, entusiasmo, apoyo.

macruztol@yahoo.com

*Asesora y formadora en Habilidades Sociales y Productividad Personal.

MARTHA CRUZ

Comentarios