Los eventos y su imagen

El español Francisco Alcaide, autor del libro “Aprendiendo de los Mejores”, nos dice que “El éxito sólo puede crecer hasta el nivel al que crezcas tú y es proporcional a tu desarrollo personal. Por tanto, no hay mejor inversión que la que se hace en uno mismo”.

Con certeza nuestras posibilidades serán mayores si revisamos algunos hábitos y ajustamos aquellos que no contribuyen al logro de nuestras metas. Una buena opción es mejorar los comportamientos cuando nos invitan a eventos corporativos o sociales; mejorar las competencias sociales siempre será una excelente inversión para su imagen personal.

Siempre que le llegue una convocatoria o invitación a algún evento recuerde:

1· Responda a la invitación, sea para decir que sí o que no asiste. Es la mínima expresión de cortesía. Si es corporativo puede responder de la oficina, si es social preferiblemente hágalo personalmente.

2· Si la invitación dice “personal” o “personal e intransferible” atienda rigurosamente esa instrucción. Si la invitación va dirigida a la cabeza de una institución y no puede asistir, podrá indagar si aceptan que envíe un delegado que, en todo caso, deberá tener el rango adecuado.

3· Llegue a tiempo. Olvide el cuento de que “como todos llegan tarde, yo también”, más de quince minutos de retraso ya es una falta de consideración con los anfitriones, especialmente si la invitación es a un almuerzo o cena. Esto a su vez permite que la actividad comience a tiempo; nada de esperar media o una hora a que lleguen más personas, eso es tanto como castigar a los cumplidos y premiar a los retrasados. Respete el tiempo de sus invitados.

4· No lleve acompañantes que no hayan sido invitados. Llame con anticipación a quienes convocan y pregunte si puede hacerlo. Tampoco insista en que las personas que lleve sean ubicados a su lado, es posible que con ello desorganice la acomodación prevista por el anfitrión.

5· Guarde su celular. Si va a un evento, participe, comparta con otros y evite permanecer mucho tiempo hablando por celular, es de mal gusto. Si tiene muchas llamadas pendientes, lo mejor es que se excuse de asistir y se dedique a atenderlas en otro sitio.

6· Controle el volumen de su voz y de su risa. Evite que sus conversaciones sean escuchadas por los vecinos, o que sus carcajadas sean tan estruendosas que lo volteen a mirar. Por supuesto que reír es positivo pero asegúrese de moderar el volumen.

7· Beber en exceso le puede traer consecuencias desagradables, así que controle su ingesta de bebida. En los eventos corporativos es preferible evitar el alcohol, seguramente usted está en representación de una empresa o entidad y su comportamiento afecta la imagen de esta.

8· Use el traje adecuado, aquel que pide la tarjeta de invitación o el que por sentido común corresponda al evento que asista. Aprenda sobre el significado de los diferentes códigos de vestuario, no luzca como una persona desubicada y recuerde que la informalidad no riñe con el vestir adecuadamente.

9· Deje las discusiones para otro momento. Evite temas polémicos que causen malestar en el grupo. Aproveche para conocer gente, fortalecer relaciones, cultivar su red de contactos, en fin, disfrutar el evento y hacerlo trabajar a su favor.

10· Por lo general en los eventos utilizan algunas decoraciones, especialmente en aquellos de carácter social, no todas son para llevárselas, así que no se apropie de ellas a menos que los anfitriones autoricen que lo haga. Igualmente beba la última copa, pero deje el cristal, no salga del evento con él en la mano.

11· Despídase al marchar. Hágalo de manera breve, de las gracias por la invitación y en todo momento tenga en cuenta la comunicación emocional. Utilice palabras amables, que no quiere decir “melosas”.

12· Si pasado un par de días envía un mensaje a los anfitriones reiterando gratitud por la invitación y expresando lo bien que estuvo el evento, será un acto muy bien recibido.

Tener éxito no es cuestión de suerte, tiene que ver con estar en el lugar, momento y forma adecuadas, pero además ser la persona adecuada. Mejore sus hábitos, sus comportamientos, sea visible de manera positiva y esté preparado, seguramente así las oportunidades aparecerán y usted podrá aprovecharlas.

*Asesora y formadora en Habilidades Sociales y Productividad Personal

macruztol@yahoo.com

MARTHA CRUZ

Comentarios