El libro que narra la vida de Carlos E. Castro, creador del aguardiente Tapa Roja

Crédito: Tomadas de la Fan Page de Pijao Editores / EL NUEVO DÍAUna historia que debe ser conocida por las nuevas generaciones.
Pijao Editores lanzó esta semana la reedición del libro ‘Carlos E. Castro Acero: Historia de un empresario ejemplar’, que profundiza en la llegada de este inventor emprendedor al departamento y su especial talento para revolucionar la destilería en el país.
PUBLICIDAD

Miles de personas, entre jóvenes y adultos, han disfrutado de esta creación considerada por muchos como ‘el elixir de los dioses’. El aguardiente Tapa Roja desde hace décadas es considerado uno de los símbolos más representativos de la región Pijao y hasta aparece en el Bunde tolimense.

Por este motivo, y con el fin de contarle a las nuevas generaciones sobre este querido producto del departamento y el país, Pijao Editores revivió la historia de este ilustre personaje que demarca una vida de perseverancia, creatividad  y pasión.

El libro contó con una ardua investigación, con la escritura de Cesáreo Rocha y del mismo Castro, y para esta reedición con el apoyo de la hija de Carlos E. Castro, Luz Merly Castro, y en el prólogo con Armando Gutiérrez Castro, nieto del inventor.

“Quienes quieran conocer su historia de cerca, sus aventuras, sus persistencias y sus detalles, se acercan a este libro, que en efecto es gracias a Luz Merly, que tiene unos hermosos recuerdos de su padre. En la parte inicial del volumen de pasta dura generan toda una visión tanto sentimental como objetiva alrededor de un personaje como él”, afirmó Carlos Orlando Pardo (padre), propietario de Pijao Editores.

La primera edición de este libro se publicó hace 20 años, sin embargo, siempre será necesario recordar la historia de personajes que con empeño y autenticidad le han aportado tanto al crecimiento económico como cultural del Tolima.

“Nos da mucha alegría, orgullo y un gran gusto de presentar este libro que ya empieza a circular entre los medios interesados y entre nuestros lectores, y que seguramente en medio de tanta angustia y de tantas noticias oscuras va a dar una luz de esperanza”, agregó Pardo en el Facebook Live con motivo del lanzamiento.

 

La historia

Hablar de Carlos E. Castro Acero tanto para los escritores como para sus familiares es reconstruir la memoria del departamento.

“Es una bella oportunidad de recuperar la historia y memoria de una persona que más allá de que sea mi abuelo, tiene una vida verdaderamente apasionante. (…) Teniendo 10 o 12 años empezó a sentir apasionamiento por las máquinas, tuvo la fortuna de trabajar en el Ferrocarril del Norte que era la obra más grande de la época construida con la indemnización del canal de Panamá entre los años 25 y 30. Aparece allí la pasión por el arte de la destilación”, contó Armando Gutiérrez.

Dentro de su participación el escritor destacó hechos relevantes de la vida de Castro, como que en 1914 estudió los secretos de la destilación en la Casa Cuervo y en esa curiosidad insaciable empezó a dominar las sustancias, sacar sabores y alcoholes volátiles.

Fue interesándose en saber qué se había hecho en este oficio de la destilería, que decidió crear su primer destilador que mejoró los procesos y así puso su nombre en la historia desde 1914.

“Destacar esa pasión como empresario y esa dinámica de colaboración que se generó con el Tolima, en donde de una estructura puramente alcabalera pudo por convocatoria de Heriberto Amador, gobernador en 1933, ser un productor asociado con el departamento y llegar en el 45 al 1’800.000 botellas aproximadamente, de su tridestilado que fue su licor estrella y después el Anís Tolima”, agregó Gutiérrez.

También produjo Jerez, vinos espumosos, champagnas, entre muchos más productos, que con ventas ejemplares le dio reconocimiento al departamento a nivel nacional e internacional en este campo.

 

Comentarios del lanzamiento

“La historia de Carlos E. Castro merece ser contada de nuevo por lo que representa para el País y para el Tolima. Rescatarla del olvido ingrato significa una trayectoria de leales principios y valores de trabajo sin tregua, vivió intensamente”, destacó su hija Luz Merly Castro.

Sobre el libro y la historia de Castro, Franz Bedoya, gerente de la Fábrica de Licores del Tolima, refirió que, “era no sólo un pensador y visionario, era un verdadero científico, un adelantado para la época, un hombre que marcó territorio dejando huella para siempre al descubrir el sabor que llevamos por décadas y que reconoce Colombia”.

 

DATO

También fue un amante de las fragancias y logró sustraer aromas de las flores tolimenses para crear su propia loción.

 

Adversidades

Su persistencia se vio a prueba en 1948 cuando la fábrica se incendia, y fue en 1963 que esta empezó a operar de nuevo. Para este momento ofreció ponerla a producir en menos de 60 días, 60 mil botellas mensuales, objetivo que logró en menos tiempo del pactado.

También tuvo su propia empresa de vino blanco y cerveza ‘Victoria’ que había fundado para 1915.

Otra de sus pasiones fueron las fragancias, para las que lograba sustraer de flores del Tolima esencias y condensarlas en una poción llamada ‘Fedora’.

El inventor falleció en 1965.

 

DATO:

Después del fallecimiento de Carlos E. Castro en 1965, hubo controversia alrededor de la marca Tapa Roja, que fue recuperada por la Fábrica de Licores del Tolima.

 

,

El relato cuenta con la participación de familiares de Castro. Imagen del lanzamiento virtual.

EL NUEVO DÍA

Comentarios