Las travesías que viven los pacientes en Rioblanco

Suministrada / EL NUEVO DÍA
Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
En medio de un largo periodo invernal, acceder a una atención de salud oportunamente se convirtió en todo un reto para las comunidades que viven en las zonas rurales, debido a los constantes bloqueos que hay en las vías por derrumbes.
PUBLICIDAD

La temporada de invierno además de generar daños económicos y sociales, termina afectando el acceso a los servicios de salud, pues el mal estado de las vías impide que los habitantes lleguen oportunamente a los hospitales. Un ejemplo de ello ocurrió en Rioblanco, población en la que el apoyo entre vecinos fue clave para trasladar a un paciente.

En video quedó captado el momento en que más de una docena de personas trasladó en medio de la oscuridad a un paciente hacia el hospital María Inmaculada, el empedrado camino fue iluminado con algunas linternas, mientras que los ‘cargueros’ de la camilla y suero, se movían despacio y con precaución para no alterar aún más al paciente.

A medida que avanzan, son varios los obstáculos que deben sortear, entre ellos una quebrada que se cruza por un reducido espacio que es usado como vía, por lo que las personas deben moverse con alta precaución para evitar caer. Tras un largo trayecto logran llegar a su destino.

El gerente Carlos Alfredo Cardona Holguín, indicó que el daño vial genera varios ‘golpes’ a las comunidades, en el campo médico dificulta llevar las brigadas de salud a las veredas, estrategia que consiste en el traslado de un equipo multidisciplinario a diferentes rincones del municipio, con el fin de atender a los habitantes en su territorio.

“Si no hay vía, la situación se complica y cuando hay vía también se tiene riesgo para el personal sanitario, porque hay taludes que se están desmoronando. Hace aproximadamente unas cuatro semanas, falleció una persona que iba cruzando por uno de esos sitios donde la vía se había deteriorado, le cayó una piedra en la cabeza y a los cuatro días falleció”, narró el directivo.

Suministrada / El Nuevo Día

Un destino lejano

Otra de las preocupaciones es que pacientes como las gestantes o aquellos que requieren de un control constante para evitar complicaciones médicas a futuro, no pueden cumplir las citas por los bloqueos que generan los derrumbes.

Cardona Holguín también recordó que hace unas semanas un adulto mayor de 62 años que vive en el corregimiento Herrera le hicieron un diagnóstico de apendicitis aguda, ante el colapso vial, se tuvo que recurrir al apoyo de la Fuerza Aérea y el Ejército Nacional para adelantar el respectivo traslado.

Se “requirió de un helicóptero que fuera hasta el aeródromo de Herrera, para recoger al señor y pudiera recibir la atención que correspondía, es decir, una cirugía para extirpar la apéndice y que no tuviera una consecuencia tipo peritonitis”.

Sorteando obstáculos 

El gerente mencionó que los pacientes que provengan de este corregimiento, deben ser trasladados en ambulancia hasta donde lo permita los derrumbes, “hace cuatro semanas la vía estaba bloqueada en cuatro puntos, bloqueo completo de banca que se fue”, precisó.

Desde ahí, se depende de personas de buena voluntad que se echen la camilla al hombro, “y que ojalá tengan fuerza, estabilidad y coordinación, porque vamos a cruzar un sitio que, en donde se equivoquen, se van por el voladero y terminan cayendo al río Saldaña”.

Al otro lado está un carro del hospital que también debe sortear su propia travesía para recibir al paciente que es trasladado al hospital municipal.

Para el directivo, las problemáticas han traumatizado la atención en salud y generado incremento de los costos, al igual que el gasto.

A la par, también hay dificultades para trasladar elementos como balas de oxígeno, insumos, combustibles, entre otros, a los centros de salud de la zona rural, por ejemplo, para llegar a Herrera se tuvo que viajar hasta Chaparral, pasar por Ataco, Planadas, el corregimiento Bilbao, cruzar por el Diamante y finalmente alcanzar el destino final.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

 Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

 https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios