Contraloría halla presunto detrimento de la Alcaldía sobre colegio Amina Melendro

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Debido a la negligencia por parte de la Secretaría Administrativa y la Secretaría de Educación, se invirtieron $120 millones en reposición de elementos en el colegio Amina Melendro sede Belén.

En informe técnico de la Contraloría Municipal de Ibagué, el organismo de control determinó presunto detrimento patrimonial por parte de la Administración Municipal en relación a la falta de gestión, control y supervisión sobre la Institución Educativa Amina Melendro sede Belén.

La Contraloría específica: “Estamos ante un presunto detrimento patrimonial, por los recursos que debieron invertirse para reponer todos los elementos hurtados, por valor de $120.199.064, dada la negligencia de la Secretaría Administrativa, Dirección de recursos físicos y la Secretaría de Educación”.

Cabe recordar que estos recursos de reposición los destinó la Administración a causa del desmantelamiento del colegio por parte de vándalos mientras este estuvo desocupado y sin vigilancia.

La Contraloría señala que la Secretaría Administrativa como encargada de proveer el servicio de vigilancia, no hizo las gestiones pertinentes para restablecer la seguridad sobre el inmueble y de esta forma evitar que fuera objeto de robos y destrucción.

Sobre el análisis de esta situación, la Contraloría menciona: “El detrimento al patrimonio de los ibaguereños en especial el patrimonio de la educación de los niños fue de gran magnitud y es inadmisible que dos secretarías con amplio presupuesto no se hubiesen puesto de acuerdo para defender un bien público de vital importancia como lo es una institución educativa”.

El hallazgo administrativo con incidencia fiscal, evidencia que los 120 millones de pesos corresponden a valores dejados de consignar por estampillas e impuestos y sobretasas en los periodos evaluados y de invertir unos recursos públicos que pudieron ser destinados a otra inversión.

 

Antecedentes

La Institución Educativa fue entregada a la Secretaría de Educación por parte de la rectora de la época Sandra Barón Valbuena, pero después de dicha entrega relata la directora del Museo de Arte del Tolima Márgareth Bonilla, la escuela estuvo abandonada durante un año, tiempo en el que se deterioró drásticamente.

“Cuando el colegio lo cerraron ya no se empezó a ver vigilancia, y la comunidad empezó a ver que estaban saqueando la institución, se volvió nido de indigentes y ladrones, ya no había seguridad. El colegio había sido entregado con un mobiliario en perfecto estado, tenía todo lo necesario para funcionar”.

En octubre de 2017 EL NUEVO DÍA registró que la migración del plantel se debió al riesgo presentado por el deslizamiento de un alúd en la parte posterior de la institución, pese a la construcción de un muro de contención, obra que costó 680 millones de pesos y que también fue objeto de hallazgo por parte de la Contraloría de Ibagué.

 

Recuperación

En junio de 2018 la Secretaría de Educación anunció el inició de las obras en el colegio Amina Melendro de Pulecio, ubicada en el barrio Belén, para la cual destinó $100 millones.

La recuperación consiste en el cambio total de pisos, cielo raso, ventanas, puertas, baterías sanitarias, cerramiento, pintura interior y exterior, entre otras labores necesarias para rehabilitar la sede educativa en su totalidad.

 

Dato

Según la comunidad del barrio Belén, el colegio estuvo abandonado durante un año entre 2016 y 2017, tiempo en el que se dio el desvalijo del mismo. 

 

Dato

El hallazgo administrativo con incidencia fiscal se determinó después de una indagación que adelantó la Contraloría a raíz de un derecho de petición instaurado por un ciudadano.

EL NUEVO DÍA

Comentarios