Suspenden construcción de ciclobanda por la Ambalá

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
El proyecto comprendía la demarcación de una ciclobanda desde la calle 25 hasta la calle 37, cubriendo un trayecto de 3.6 kilómetros.

El secretario de Gobierno y alcalde encargado de Ibagué, Juan Manuel Lozano, anunció la suspensión temporal de las obras de la ciclobanda que iría por la avenida Ambalá tras las protestas de la ciudadanía.

Se tenía planeado que la ciclobanda fuera por la avenida Ambalá, desde la calle 25 hasta la calle 37, cubriendo un trayecto de 3.6 kilómetros. La inversión total se había calculado en $398 millones aproximadamente.

“Queremos incentivar el uso de medios de transporte no motorizados con miras a las políticas de sostenibilidad a las que apunta la capital del Tolima”, afirmó en su momento Francisco Restrepo, director técnico de la Secretaría de Infraestructura.

Sin embargo, el proyecto generó opiniones contrarias, pues algunos habitantes del sector afirmaron que la ciclobanda les traería problemas tanto económicos como de movilidad. Además, según comerciantes del sector, la medida no habría sido socializada con la comunidad.

Ante esto, el pasado martes aparecieron en la zona carteles que decían “No al bicicarril por la avenida Ambalá”, y este miércoles se realizó un bloqueo sobre la calle 25 en rechazo a la medida.

Con el anuncio del alcalde encargado las obras quedan suspendidas temporalmente hasta que se llegue a un acuerdo con la comunidad y los comerciantes del sector.

Por su parte, Daniel García, vocero de los comerciantes y residentes del sector, aseguró que están abiertos al diálogo con la administración local para llegar a un acuerdo y encontrar una solución que beneficie a todas las partes.

“No estamos en contra de la construcción de la ciclobanda, pero sí queremos que se haga de forma planificada. El tráfico en Ibagué es un caos y con este proyecto, tal cual estaba pensado, empeoraría la situación. Además afectaría significativamente a los comerciantes”, afirmó García.

Luego del anuncio de la suspensión temporal del proyecto, representantes de la comunidad y de la Alcaldía acordaron que se reunirían en horas de la mañana del próximo martes 8 de octubre para iniciar un diálogo que permita encontrar una solución.

“No nos oponemos completamente al proyecto, pero queremos que haya comunicación entre la comunidad y la Alcaldía. El secretario de Gobierno ha estado muy abierto al diálogo y sabemos que podemos llegar a un acuerdo que deje a todas las partes contentas”, finalizó el vocero de los comerciantes y residentes del sector.

EL NUEVO DÍA

Comentarios