Corte Suprema ordena revisar fallo que entregó predio en Calambeo a particulares

Corte Suprema ordena revisar fallo que entregó predio en Calambeo a particulares
Luego de la decisión de la Sala de la Corte Suprema de Justicia, el Juez deberá revisar de nuevo las pruebas y determinar quién es el legítimo poseedor del terreno.
FOTO: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Las disputa es entre la Alcaldía y los herederos del dueño que donó el predio hace más de 30 años.
Foto: FOTO: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
21 Oct 2019 - 3:01am

La Sala Civil-Familia de la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la Alcaldía de Ibagué en la disputa que tiene con un particular por la posesión de un terreno ubicado en La Jauja, en la vereda Calambeo.

Luego de la decisión de la Corte Suprema de Justicia el proceso debe ser devuelto al juez que falló en segunda instancia para que revise a fondo las pruebas y determine si el terreno le pertenece al municipio o al particular que lo demanda.

El predio en cuestión fue donado hace 35 años por el dueño original, Nicolás González Torres. Allí fue construida por la comunidad la escuela Los Cristales, a la cual hoy en día asisten unos 15 niños de la zona rural.

Según los argumentos de la Oficina Jurídica de la Alcaldía, no solo es propiedad del Municipio, sino que lo es de la comunidad por cuenta de que en él está ubicada la escuela Los Cristales. Esto haría que sea considerado de utilidad pública o interés social y que se pueda proceder a un proceso de enajenación voluntaria.

El particular, heredero de Nicolás González Torres, reclama la restitución del predio que fue expropiado por parte de la Administración municipal mediante la resolución 0081 del 22 de mayo de 2019.

 

El origen de la disputa

La Sociedad Urbanizadora y Constructora Calambeo interpuso un proceso verbal por acción reivindicatoria en contra del Municipio de Ibagué el 9 de noviembre del 2017, con el cual pretendía que se le adjudicara la posesión del inmueble en cuestión.

El 8 de marzo de 2019 el Juez Once Civil Municipal denegó, en primera instancia, las pretensiones del demandante, aduciendo que el Municipio no era el único poseedor del terreno, pues también lo era la comunidad de la vereda.

El 2 de abril del 2019 se revocó esta sentencia, dándole la posesión al demandante. Según las razones, en la contestación de la demanda el Municipio confesó ser el poseedor del inmueble.

Ante esta decisión adversa, la Oficina Jurídica del municipio interpuso acción de tutela por violación al debido proceso, la cual le correspondió al Tribunal Superior de Ibagué y que finalmente le dio la razón de nuevo.

Dicha decisión del Tribunal Superior de Ibagué fue impugnada por la Sociedad Urbanizadora y Constructora Calambeo y enviada a la Sala Civil-Familia de la Corte Suprema de Justicia.

Allí se decidió confirmar la sentencia proferida por el Tribunal Superior de Ibagué, indicando que efectivamente se le violó el derecho al debido proceso al Municipio de Ibagué, por lo cual ordenó revocar la sentencia emitida por el Juzgado Segundo Civil del Circuito.

“La decisión de la Sala de la Corte Suprema le está dando la razón al municipio sobre la afirmación que al devolverle el terreno al particular no fueron consideradas todas las pruebas del caso”, afirmó Gloria Millán, directora de la Oficina Jurídica de la Alcaldía de Ibagué.

Según Millán, es la comunidad la que paga los servicios y los impuestos desde hace años, es decir, estarían haciendo uso del mismo desde hace décadas.

Además, el terreno sería de utilidad pública porque la escuela allí construida le brinda la posibilidad a 15 niños de acceder a su derecho a la educación.

“Lo que le decimos al juez que ahora tiene que volver a revisar el caso es que reciba los testimonios de la comunidad para que se dé cuenta de que ellos han hecho uso del terreno desde hace muchos años”, finalizó Millán.

Ahora hay que esperar que el juez del caso defina una fecha para reevaluar las pruebas y definir la propiedad del predio.

Mientras tanto, los 15 niños de la escuela Los Cristales quedan a la espera de la decisión.

Publicada por
EL NUEVO DÍA