“Están matando a muchos ibaguereños de hambre”, empresarios tras toque de queda los fines de semana

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍALos comerciantes piden un plan de contingencia para los establecimientos que están cerrados.
El decreto 0541 de la Alcaldía de Ibagué expedido el 1 de noviembre y que deja en firme las restricciones de toque de queda y ley seca durante los próximos tres fines de semana en la ciudad, ha generado el descontento de diferentes comerciantes del sector de la noche, quienes aseguran que esta decisión podría dejarlos en la quiebra.
PUBLICIDAD

Para los comerciantes la decisión se tomó sin ningún fundamento de peso y estigmatizó a los dueños de varios establecimientos, por el incumplimiento irresponsable de unos pocos.

A través de un video en Facebook, Ángel Arboleda, socio y propietario de varios bares y restaurantes, mostró su tristeza por el anuncio, del que aseguró impacta en 15 mil empleos directos e indirectos, cifra que entregó el mismo alcalde Andrés Hurtado, durante su campaña electoral.

“Están cerrando todo un sector, están matando de hambre a 15 mil empleos directos e indirectos, eso es lo que dijo el Alcalde en su campaña, que es lo que genera el sector nocturno.

“Ibagué es la primera en desempleo en todo Colombia, es muy triste esta decisión arbitraria y sin ningún estudio. El problema es el Covid y lastimosamente ahora solo es de autocuidado”, dijo Arboleda.

El empresario indicó que incluso la situación se agudizó para muchos, pues con el ánimo de cumplirle a la Administración en el proceso de reactivación económica, varios propietarios de establecimientos comerciales acudieron a préstamos que ahora no podrán ser subsanados.

“Prácticamente todos se endeudaron, vendieron lo que no tenían, refinanciaron sus créditos para cumplirle a la Alcaldía con una serie de protocolos de bioseguridad y una serie de requisitos”, dijo Arboleda.

Asimismo, señaló que si bien existieron establecimientos que incumplieron las medidas, el trabajo de la Administración local era aplicar la ley en estos casos.

Cabe recordar, que Asobares capítulo Tolima, con el anuncio de las restricciones aseguró que era una medida severa que violaba el derecho a la igualdad y trabajo.

“Está deteniendo la reactivación económica y de los sectores, la empleabilidad que venimos generando durante estos últimos 20 días que duramos en apertura, es retroceder”, señaló Andrés Nosa, representante de Asobares.

El representante de la Asociación al igual que los empresarios le han recordado al Gobierno local que el virus no solo está en las noches y que hay otro tipo de actividades en donde se incumple con la norma.

El concejal Javier Mora también se pronunció sobre la situación y calificó las medidas como “improvisadas”.

“Comparto la preocupación, las medidas que ha tomado la Alcaldía demuestran improvisación y no se basan en argumentos técnicos. Esta administración tiene a Ibagué vibrando, pero en señal de alarma, no están haciendo las cosas bien”, dijo Mora.

Cabe recordar que las restricciones impuestas, según la Alcaldía, buscan disminuir la velocidad del contagio por Covid-19, que solo esta semana dejó sus cifras más altas desde el inicio de la pandemia.

También tendría razón en las recientes caravanas y protestas que desafiaron las recomendaciones del Gobierno local en los últimos días.

Redacción Ibagué

Comentarios