Advierten irregularidades en pista de patinaje de obras del megaparque Santa Rita

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
En una revisión inicial hecha por Vapi en el megaparque Santa Rita se advierten riesgos para la práctica de patinaje en la pista entregada por el Municipio, por errores que existirían desde el mismo diseño.
PUBLICIDAD

En junio de 2019 con la presencia de varias personalidades deportivas, la anterior administración inauguró el megaparque Santa Rita, una obra avaluada en más de $5 mil millones, con cerca de tres hectáreas y prevista para el disfrute de la comunidad, misma que ha estado envuelta en diferentes polémicas por la pertenencia del predio y a la que se le suma la denuncia que hace la Veeduría Agua para Ibagué (Vapi) en la calidad de las obras ejecutadas.

A más de un año, la Veeduría mostró su preocupación por la pista de patinaje que existe allí y por las barandas metálicas instaladas, estas para juicio del ente de control ciudadano tienen “errores exorbitantes” desde su mismo diseño.

En dichas barandas, se instalaron 132 platinas metálicas de forma vertical, cada una a 1.50 metros. Para Vapi, una eventual caída podría representar un accidente de gran magnitud, pues con la velocidad propia de la práctica del deporte, estas estarían funcionando como cuchillas, exponiendo a la comunidad.

“De llegar a ocurrir una caída de los patinadores sobre la pista y un patinador se estrelle contra una de estas platinas instaladas verticalmente, podríamos estar frente a un accidente mortal, pues actúan como una cuchilla con consecuencias gravísimas”, acotó la Veeduría.

Las barandas que a su vez cumplen la función de pasamanos, además tienen un sobresalto, producto de la misma instalación de las platinas, lo que también puede influir en la afectación en manos o dedos.

Asimismo, en un año y cinco meses, la Veeduría señala que ya se decoloró la pintura anticorrosiva y la pintura esmalte que se exigió en el pliego de condiciones del proceso contractual que lideró Infibagué, además de que se aplica masilla de hueso para sellar la soldadura hecha en los tubos superiores de las barandas.

Con las situaciones que Vapi hizo de conocimiento público, también recomendó al Instituto que se retiren  de manera urgente estas barandas para prevenir posibles accidentes.

La Veeduría indicó que es necesario que el diseñador del escenario de cuenta de la situación, pues en los planos propuestos por Infibagué, lo que califica Vapi como “un error”, estuvo expuesto de manera inicial.  Para este proyecto aparece como diseñador Javier Andrés Bonilla, quien también cumplió las veces de interventor en el contrato.

“La baranda fue muy mal diseñada, el diseñador de esta debe responder por este error descomunal”, acotó Vapi.

Es de resaltar que estas obras fueron ejecutadas por el Consorcio AMR, cuyo representante legal es Mario Gabriel Jiménez.

EL NUEVO DÍA

Comentarios