En la zona rural siguen solicitando atención por el mal estado de sus vías

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAUn vehículo de Celsia terminó volcado producto de la inestabilidad del terreno.
El estado de las vías en zona rural sigue siendo un ‘dolor de cabeza’ para un buen número de campesinos que deben trasladarse a diferentes puntos de la ciudad, las condiciones inestables del terreno han generado accidentes y obligado a que se disponga de recursos propios para mejorar la transitabilidad.
PUBLICIDAD

Una de las denuncias la hizo Kevin David Pacheco, quien vive en el corregimiento Cinco y expuso el mal estado de la vía Boquerón - Tapias, particularmente en el sector de Cataimita, donde el miércoles 25 de noviembre un vehículo adscrito a Celsia se volcó por la inestabilidad del terreno.

“El estado es deplorable, le pedimos ayuda inmediata a las autoridades, especialmente a la Alcaldía para que mejore las vías, ya que los campesinos temen salir y no regresar con sus familias”, indicó Pacheco.

Wálter Martínez, también residente de la vereda Cataimita, indicó que existe mucha preocupación, pues la situación está poniendo la vida de los conductores que recorren este sector en riesgo.

“Estamos que no sabemos qué camino tomar por el abandono de la Administración, la vía está en pésimo estado, los conductores arriesgan sus carros y la vida de mucha gente, el problema más fuerte es en Cataimita y El Salón.

“No sabemos cómo la Administración nos tiene tan abandonados y a estas horas, sabiendo que es un sitio de emergencia, hay una acción popular y no se ha cumplido nada”, señaló Martínez.

El ciudadano indicó que incluso varios presidentes de junta de acción comunal ya han estado en reuniones para ante la falta de atención tomarían vías de hecho.

La situación se repite en el corregimiento Diez, en el sector de China Alta, la comunidad señala que en los 23 kilómetros de vía que conecta cuatro veredas: Ambalá sector El Rodadero, vereda Ambalá parte alta, vereda Casabanco y China Alta, no se ha hecho ninguna intervención a la fecha.

“Es un estado crítico la parte alta de la Ambalá, con la comunidad ya se recogió $700 mil para comprar 15 viajes de recebo para echar en lo más crítico”, indicó Jair Guzmán, presidente de la JAC, quien resaltó que se tuvo comunicación con la Alcaldía, que este lunes dispondrá de maquinaria para que se haga algún tipo de inversión.

Guzmán señaló que mientras tienen apoyo ha sido la misma comunidad quien a “pica y pala” hace arreglos, “cada que hay pasos críticos salimos con la comunidad y arreglamos la vía”, dijo el Guzmán. En el sector de la Ambalá existen alrededor de 90 predios y más de 300 habitantes.

Desde la Alcaldía se ha señalado que están trabajando en sectores como la vía a Tapias, en donde hay maquinaria de la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo; sin embargo, el titular de la cartera, César Gutiérrez, recordó que las lluvias continuarán y esto seguirá generando afectaciones en la vía.

“Tenemos que estar pendientes y evitar hacer tránsitos de noche y cuando las precipitaciones sean muy fuertes”, dijo Gutiérrez.

Es de resaltar que desde la cartera de Desarrollo Rural se está en el proceso de adquisición de maquinaria para atender este tipo de situaciones.

Redacción Ibagué

Comentarios