Animalistas exigen que devuelvan perros sacados de la Terminal de Transportes

Crédito: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍAAlgunos de los perros que fueron sacados de la Terminal hacia Capa, por efectivos de carabineros.
Grupos defensores de animales buscan que los perros que fueron sacados de la Terminal de Transportes de Ibagué por orden de Gerencia, retornen a la que por años ha sido su casa y harán lo posible para que esto suceda.
PUBLICIDAD

El desalojo de cuatro perros que durante años vivieron en la Terminal de Transportes de Ibagué, generó molestia en grupos de protección animal, y sus activistas aseguran que harán lo necesario para que los animales retornen a su hogar.

Los animales, que en su momento se desconocía el paradero, fueron llevados a Centro de Protección Animal, Capa, según lo informado, por orden de gerencia de la Terminal.

Laura Stella Medina, de la Junta de Protección Animal, indicó que una vez conoció el caso, se reunió con el personal de Capa y de Policía Ambiental, pues estos últimos, aunque hay fotos del momento en que los sacaron del lugar, aseguraban desconocer el destino de los perros.

“Nos informaron que la Policía había retirado los perros que habitaban en la Terminal, ellos vivieron muchos años allí, unos 10 o 12 años; incluso eran consentidos por los conductores, como el caso de ‘Barbas’, que le compraban la comida, los vacunaban y esterilizaron. Nos dicen que fueron retirados por orden del Gerente, porque ya estaban los caninos de los carabineros”, cuenta Laura Medina.

La activista indicó que sostuvo una reunión y le indicaron que policía carabineros llevó a los perros a Capa y añadió que los animales deben ser devueltos a su hábitat, ya que tienen muchos años allí, con autorización de la administración anterior y desde las empresas de buses y conductores los cuidaban y alimentaban.

“Queremos que regresen a la Terminal, y lo lograremos así como se pudo en otros sitios como la Universidad de Ibagué y el hotel Estelar, o con lo ocurrido en el Palacio de Justicia de Florencia (Caquetá), donde se logró que ‘Canela’ volviera a su casa”, agregó.

Laura Medina también informó que ha tratado de comunicarse con la gerencia y le informan que no permanece en las tardes; y recalcó, que los animales no son agresivos, y en cmbio los conductores ayudaban a cuidarlos.

“Al menos ya sabemos que sí están en Capa, y allí estarán hasta que logremos llevarlos de vuelta a su hábitat, a su casa”, apostilló Laura Medina.

Ibagué

Piden esclarecer muerte de Noa

Un caso de violencia contra un animal fue denunciado por una familia ibaguereña, quienes encontraron a su gata envenenada y con un cable en el cuello, los dueños denuncian falta de solidaridad del personal de vigilancia de los Multifamiliares Los Ocobos, además de las autoridades.

Según Patricia Vera, dueña del felino, el pasado 30 de noviembre se salió de la casa la mascota y decidió buscarla por las calles, cuenta que llamaba al animal por su nombre, y a las personas que veía les preguntaba si la habían visto.

“Vivo cerca a Los Ocobos, todas las cuadras son cerca y esperaba encontrarla, pero duré tres días preguntando a los vecinos, un vigilante me contó que la había visto retorcerse el día anterior y supe que el jardinero la había arrastrado por el cuello con una cuerda y luego la enterró.

“Pedimos que la desenterrara y estaba metida en una bolsa negra, parece como si hubiese sido sepultada viva, estaba mojada porque toda la noche llovió. Lo que no entiendo es, si yo gritaba mientras la buscaba, y avisé, por qué no me dijeron que la habían visto agonizando”, cuenta Patricia.

La mujer, quien llora al recordar a Noa, como se llamaba su gatica, dice que la muerte la tiene muy destrozada, e incluso piensa mudarse de vivienda, pues no comprende muchas situaciones ocurridas en torno a la manera en que fue hallado el animal.

“También fui a Policía Ambiental, y no me quisieron prestar atención, ese día el encargado estaba con un amigo y lo único que me dijo fue que denunciara en una dirección electrónica y tampoco recibo ayuda.

“Envié una carta a la administración de Los Ocobos, pues apareció en la puerta Ocho de la primera etapa, y allí está instalada una cámara, pero no me han dado ninguna respuesta. Yo quiero saber qué ocurrió, porque ni en la minuta de guardia aparece la novedad”, añadió la mujer.

Mientras espera lo que pueda ocurrir con sus peticiones, esta mujer, quien dice que perdió a un miembro de su familia, piensa en el sufrimiento que soportó Noa en sus últimos minutos de vida, agonizando y bajo la lluvia, asegura que no soporta vivir más en su casa por los malos recuerdos que le dejó esta situación.

Redacción Ibagué

Comentarios