‘La Secretaría de la Mujer no ha sido burocracia, sino trabajo’

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Delcy Esperanza Isaza hizo un balance del primer año de funcionamiento de la Secretaría de la Mujer, destacando acciones en emprendimiento y prevención de violencia. Sin dar detalles, se refirió a su posible aspiración al Congreso de la República.
PUBLICIDAD

Teniendo en cuenta que el impacto económico de la pandemia afectó especialmente a las mujeres, ¿qué acciones adelantó su Secretaría para ayudar a las tolimenses?

En un año de tantos retos y complejidades como el 2020, tomamos alternativas para responder a cada uno de los compromisos del Plan de Desarrollo. Con pocos recursos, logramos hacer esfuerzos grandísimos. Uno de los tres de los proyectos que formuló la Secretaría es la generación de acciones para promover la participación igualitaria en el mercado laboral y productivo, la asociatividad y el liderazgo social de las mujeres rurales y urbanas.

Dentro de este proyecto hay varios procesos: con la ayuda del Sena capacitamos a 2.500 mujeres del Tolima en empleo y emprendimiento, al cierre de 2020 nos aprobaron un proyecto de regalías por $2.900 millones para beneficiar a 75 asociaciones de mujeres de 14 municipios para la entrega de capital semilla; iniciamos la sensibilización con empresarios para que vinculen a mujeres víctimas de violencia a cambio de beneficios tributarios; creamos la página Mujer tolimense, en la que se adelanta la comercialización de bienes y servicios, y, con todas las dificultades, realizamos nuestra feria virtual Expomujer 2020, donde logramos mostrar mínimo tres emprendimientos por municipio.

El Congreso aprobó la paridad de género en las listas electorales, un avance en las luchas de género. Con base en eso, ¿qué ha hecho la Secretaría para aumentar la presencia de las mujeres en escenarios de decisión?

Un proyecto que lideramos es la optimización de acciones de empoderamiento y participación de las mujeres. Mientras los hombres tienen un 64% de participación en los escenarios políticos y de decisión como alcaldías, concejos y la Asamblea, las mujeres acceden únicamente en un 36%. Para aumentar ese porcentaje, con ayuda de la representante Adriana Magali Matiz, nos aliamos con Fenacon para capacitar a lideresas y concejales del Tolima en todo el proceso de estructuración de la Comisión Legal de la Mujer y planes de desarrollo con enfoque de género.

Este año tendremos un convenio con la Universidad del Tolima para formar a un promedio de 1.000 mujeres en empoderamiento y participación. Además, en coordinación con la Alta Consejería para la Equidad de la Mujer logramos que 70 mujeres se capacitaran en liderazgo femenino, desafortunadamente no todas terminan el ciclo. En educación, la meta que mayor satisfacción me deja como Secretaria es la matrícula gratis que entregó el Gobierno departamental, porque el semestre anterior beneficiamos a 3.602 mujeres en la UT y 701 en el Itfip. Si logramos la generación de mujeres profesionales vamos a tener mayores espacios de representación de ellas en diferentes sectores.

Se sabe que la violencia contra la mujer se disparó durante el confinamiento. ¿Cómo reaccionó su Secretaría?

En 2020 se generaron 1.736 denuncias por violencia contra la mujer, es una cifra que nos compromete a trabajar mucho más, sobre todo porque iniciamos el año con cuarentena, eso significa que las mujeres tienen que convivir muchas veces con sus agresores. Por lo menos a 150 de esas mujeres que denunciaron se les activó la ruta y prestó asistencia técnica, jurídica y psicológica. Nuestra Secretaría también tiene habilitado el servicio de hospedaje y alimentación a mujeres víctimas de violencia y que además tienen riesgo de feminicidio.

Como parte del proyecto de prevención de violencias se dispuso la línea de atención 313 314 1803 en la que un equipo interdisciplinario de asesores atienden los casos y hacemos acompañamiento en las comisarías de familia. También logramos la Casa de la Mujer, la cual está en proceso de adecuación. Allí vamos a tener espacios para procesos de emprendimiento, formación y atención. Aquí hago un reconocimiento a los colectivos y fundaciones como la Red de Mujeres y Yapawaira que nos han apoyado muchísimo.

Cuando se tramitó y creó la Secretaría algún sector aseguró que se buscaba crear más burocracia. ¿Cree que este balance desmiente ese señalamiento?

Claro que desmiente esa afirmación. En 2020 logramos cumplir las metas en un 90%. Hemos trabajado mucho, pero nos queda bastante por hacer. Las expectativas de las tolimenses en la Secretaría son grandes, por eso realizaremos mayores esfuerzos con mayor compromiso. Nuestra población es en mayoría mujeres. Entonces, cuando la equidad de género es utilizada como herramienta, realmente se trataba por erradicar la pobreza y la violencia que afecta la sociedad.

Cambiando de tema, ¿qué tan cierto es que renunciaría a su cargo para aspirar al Congreso el próximo año?

Soy una mujer trabajadora y responsable con mis actuaciones, eso me ha permitido muchas oportunidades con la bendición de Dios. Seguiré trabajando desde el lugar que Dios permita. Cada espacio que nos permita mayor empoderamiento debemos ocuparlo para que pasemos del discurso a acciones reales en beneficio de las mujeres. Las decisiones que se tengan que tomar en un futuro las conocerán en su momento, por ahora estoy concentrada en la planificación de comienzo de año que nos permitan garantizar recursos y programas para nuestras mujeres del Tolima.

EL NUEVO DÍA

Comentarios