Así va la casa de la familia que vivía en medio de costales y plásticos

Crédito: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Alpidio Luna y Mariana Romero, vivían en San Roque, una vereda de Purificación junto con sus hijos Alexánder y Sebastián; sin embargo, las dificultades para que Alpidio consiguiera trabajo eran cada vez mayores, por lo que, con la esperanza de tener un mejor futuro para sus hijos, decidieron trasladarse a Ibagué.
PUBLICIDAD

La familia llevaba aproximadamente dos años viviendo en una difícil situación, pues no tenía el dinero suficiente para construir una vivienda en óptimas condiciones, ya que el poco trabajo que realiza Alpidio, como ayudante de construcción, les da solo para comer.

Después de darse a conocer la historia, Camilo Piñeros, un estudiante de psicología de la Uniminuto, y quien por iniciativa propia decidió recolectar fondos para ayudar a la familia, recibió varias donaciones de personas que se contactaron con él, para que la familia pudiera hacer su sueño realidad.

“Gracias a Dios varias personas me ayudaron con esa meta que tengo de ayudarles a construir la casita, una sola señora donó 1.400 bloques, no saben la emoción mía, pero ni se diga la felicidad de Mariana y Alpidio con ese regalo”, contó Camilo.

Sin embargo, aunque ya han hecho varias paredes y tienen los bloques suficientes para lo que les falta de la casa, aún necesitan materiales para completar lo que les hace falta, por lo que Camilo y la familia de Alpidio, de nuevo piden la colaboración de quienes puedan ayudarlos.

“Nos hace falta cemento, unas varillas para las columnas, el mesón de la cocina y el piso, pero como ya las personas que conocieron la noticia, los conocidos y amigos aportaron con algo, pues ya no tenemos quien nos ayude con ese último empujoncito”, aseguró Piñeros.

La idea de Camilo, es poder ayudar a más familias que están en una situación similar, y está seguro que existen personas que pueden ayudar a que esa meta sea posible.

“Ojalá que las personas que tengan con que colaborarle a los demás, lo hagan, así no sea directamente conmigo, pero que ayuden, no saben la felicidad que eso genera, y lo agradecidas que son las personas con este tipo de acciones”, finalizó Camilo.

Si está interesado en colaborar con esta causa se puede comunicar con el número 3142782434, los niños y esta familia lo van agradecer.

 

DATO

Gracias a la difusión que realizó el periódico sobre las circunstancias en las que vivía la familia, Alpidio Luna, su esposa e hijos, hoy se encuentran en otras condiciones; sin embargo, piden a las personas de buen corazón que el progreso que han tenido con la casita, lo puedan completar y cumplir el sueño de tener una vivienda digna.

Ibagué

Redacción Ibagué

Comentarios