La historia de la familia Chapulín que ha enamorado a Ibagué

Crédito: Jorge Cuellar / El Nuevo Día.
Son tres personajes los que se han tomado las calles de Ibagué, todos disfrazados del Chapulín Colorado. La familia Peña llevan 3 años viviendo en la ciudad desde que se mudaron de Venezuela, y por cuenta de la crisis económica se han volcado a las calles, a vender tapabocas para sostenerse.
PUBLICIDAD

José Peña, contó que es peluquero de profesión: “trabajé en una barbería de la avenida Guabinal hace dos años, esperaba que fuera bueno, pero 24 y 31 de diciembre me fue mal. Estuve tres meses y me retiré”, comentó.

En compañía de su sobrina y sobrino decidieron traer la tradición del carnaval venezolano a Ibagué, de donde nace la idea de los disfraces, para llamar la atención de los conductores, especialmente de quienes transitan por la avenida Ambalá con calle 77. “El Chapulín me trae recuerdos de la infancia, de mi madre y me encanta (…) la gente de Colombia nos ha apoyado, nos han ayudado. Nos extienden la mano y nos aplauden. Es un apoyo que no tiene comparación”, añadió José.

La familia Peña asegura que se trata de trabajar honradamente, y en compañía de mas familiares ahora rondan las calles de la capital del Tolima con el único objetivo de poder sostenerse y además, sacar alguna que otra sonrisa a los ciudadanos.

Entrevista: Jorge Cuellar / El Nuevo Día

Redacción web.

Comentarios