Denuncian casa en Ibagué donde al parecer, maltratan perritos: hay tristeza en la comunidad

Crédito: Suministrado / Pixabay / El Nuevo Día.
Vecinos aseguran que el sujeto les propina golpes todos los días a los animales, luego de, presuntamente, consumir alucinógenos.
PUBLICIDAD

Miembros de la policía Metropolitana de Ibagué y del Centro de Atención y Protección Animal (CAPA), arribaron hasta una vivienda ubicada en el barrio Vasconia Reservado, atendiendo al llamado de la comunidad que está cansados de escuchar el llanto de tres perritas, según aseguraron.

Se trata de un ciudadano que reside en la propiedad y que, al parecer, es consumidor de alucinógenos y dueño de los tres caninos. La comunidad aledaña manifestó sentirse afectada por el sujeto y los constantes golpes que les propina a las mascotas, e incluso, el consumo de sustancias psicoactivas.

“Estamos cansados, es una persona conflictiva, problemática, esa situación se vive a diario. Él tiene 3 caninos, una pitbull, una criolla y una labradora. Él es drogadicto (…) Por todo se desquita con las perras, les da contra las paredes, las rejas, contra el mundo a las perras, se pone de grosero con los vecinos, cuando las perras no les hace caso las encuella, se ponen cojas”, narró una de las testigo al medio de Facebook Revista Asuservicio.

En la diligencia, desarrollada la tarde de este lunes por parte de las autoridades, el hombre no estaba en su vivienda, desde la que se escuchaba los ladridos de los perros.

Vecinos se reunieron frente a la casa para mostrar a medios de comunicación y policías los audios donde se escuchan los aullidos, chillidos y llanto de los perros, que supuestamente, grabaron en una de las muchas ocasiones en que se dio el maltrato animal.

Como el señalado no se encontraba en su casa, los uniformados explicaron a la comunidad que no se podía hacer nada, ya que no hay posibilidad de entrar a la vivienda, y se dará el aviso a la inspección ambiental y ecológica para que le envíe una citación.

Los ciudadanos expresaron su descontento porque no soportan más la mala actitud del sujeto y el miedo con el que viven los animalitos, como explicaron.

Finalmente, CAPA y METIB levantaron un acta para registrar la diligencia, mientras que los ciudadanos acusaron al hombre de estar escondido.

Redacción web.

Comentarios