Ibaguereño que quedó en coma por el Covid-19 ahora sufre de abandono por su EPS

Crédito: Suministrada / Q'Hubo Ibagué / EL NUEVO DÍA
Sin poder hablar, postrado en cama y sin atención por parte de la EPS permanece este Ibaguereño que logró ganarle la batalla al Covid- 19.
PUBLICIDAD

La llegada del coronavirus le cambió la vida a todos los habitantes del planeta, los abrazos desaparecieron, las calles quedaron desoladas y como si fuera una película de terror millones de personas murieron, aún, el virus dos años después sigue cobrando vidas.

Ibagué no escapó del desastre mundial, centenares de casos se vivieron en la ciudad y lamentablemente no todos lograron sobrevivir.

Otro tanto ganó la batalla, pero muchos quedaron con secuelas irreversibles con las que tendrán que convivir hasta el final de sus días.

Una de las historias más desgarradoras es la de Marcos Javier Rodríguez, un comerciante del barrio Las Brisas, este hombre 45 años, a quienes sus allegados y familiares lo describen como alegre, sociable y “rebuscador”, está pasando por una situación de no creer.

En junio de este año, el covid-19 entró por la puerta de su hogar, donde 5 de sus habitantes se contagiaron, los casos más graves fueron el de él y su suegra, quien lamentablemente murió.

Rodríguez en cambio se aferró a la vida y luchó con todas sus fuerzas para salir del hospital donde permaneció por 75 días, pero esta batalla no fue nada fácil, pues ante las complicaciones de su salud sufrió un paro cardiorrespiratorio por lo que tuvo que ser reanimado y quedó en estado de coma.

Poco a poco recobró la conciencia, pero perdió su habla y movilidad, finalmente logró retornar a su hogar el pasado 3 de septiembre y reencontrarse con Aracely, su esposa, y su hija menor de edad.

El diario Q’Hubo Ibagué, habló con la pareja sentimental del ibaguereño, quien ahora libra otra batalla para que “Don Marcos” pueda tener una vida digna, pues la Nueva EPS no le ha brindado la atención que requiere para su actual condición.

En total abandono

Tras el Covid, Rodríguez no solo perdió el habla y la movilidad, también bajó varios kilos de peso, desarrolló diabetes, además tiene traqueotomía y gastrostomía, por lo que debe tener un cuidador permanente, que esté capacitado médicamente para atenderlo de forma adecuada.

“El médico nos entregó una orden para que la Nueva E.P.S le brinde pañales, suplemento alimenticio y servicio de enfermería, no obstante, la entidad no nos ha entregado los pañales, la glucerna y la enfermera ha venido solo unos días durante unas horas”, dijo la mujer al medio en mención.

Aunque Aracely y su hija hacen lo que está en sus manos para cuidarlo, es fundamental que la EPS cumpla con su obligación de garantizar la salud y la vida del paciente.

Según lo relatado por la esposa del ibaguereño la profesional de la salud que ha ido a visitarlos solo “ha venido a enseñarnos cómo manejar la traqueotomía, la gastrostomía, cómo cambiarlo de posición y hasta hacerle terapias respiratorias. Por Dios, mi hija es menor de edad y tiene que estudiar, y yo tengo una condición de discapacidad, no puedo ni moverlo, y además tengo que mirar en qué voy a trabajar para sostenernos. Él es una persona totalmente dependiente y necesita una enfermera las 24 horas.”

Además, afirmó que por el amor que siente hacía su esposo luchará para “una excelente calidad de vida. Él fue una persona tan buena que merece eso y más”

¿Qué dice la EPS?

Tras conocer la denuncia de la familia la EPS se pronunció frente al caso a través de un comunicado de prensa donde según la entidad "después de revisar en el sistema de información de NUEVA EPS el señor Ramírez no tiene servicios en salud pendientes por autorizar."

Además aseguró que "el servicio de enfermería se autorizó se acuerdo al ordenamiento medico hecho por la IPS y el profesional de la salud. Como la prestación del servicio depende del tratamiento, no era posible ampliar el tiempo de prestación pues así se había indicado tras la valoración"

Asimismo afirmó que las "las atenciones en salud están mediadas por el criterio del profesional que las ordena y en tal sentido no es posible modificarlas. Sin embargo, es posible cambiar el ordenamiento si existen razones técnicas para hacerlo como es el caso del señor Ramirez, cuyo ordenamiento fue evaluado para validar la pertinencia del servicio de enfermería."

Finalmente indicaron que de haber un cambio en la orden médica "la IPS prestará los servicios que sean parte del tratamiento definido por el médico tratante."

Conozca la historia completa de Marcos Rodríguez y su familia aquí

Redacción Web

Comentarios