Tolima también estuvo presente en el plantón nacional por la salud

HÉLMER PARRA - ELNUEVO DÍA
Médicos, enfermeras y adminsitrativos de la clínica Minerva y del hospital Federico Lleras Acosta, entre otras, participaron ayer en el plantón nacional por la defensa de la salud, actividad convocada por Antioquia.

Para los trabajadores, sí existe crisis en la salud que ha llevado al cierre de servicios médicos y, en el peor de los casos, de instituciones como la clínica Minerva.

El recorrido para los trabajadores de esta reconocida Clínica inició en la calle 11 con carrera Primera; desde allí recorrieron las principales vías del centro, cantando arengas, pitando y cargando carteles en los que expresaban la crisis del sector.

Ellos, al igual que miles de trabajadores que se manifestaron en todo el país, vieron la oportunidad para que la sociedad y las entidades gubernamentales se dieran cuenta de las consecuencias que ha traído la falta de pago oportuno de las EPS. Se estima que son $12 billones que deben a las entidades en el país: $7 billones adeudan a las entidades privadas y $5 billones a las públicas.

Un ‘chorro de babas’

Así calificó Mauro Varela, presidente de la Junta Directiva de la clínica Minerva, el alivio financiero que anunció el martes el Ministro de Salud, pues es una inyección de $1.5 billones, para un desfase de $12 billones.

El Gobierno “no va a sacar plata, hace es un traslado de recursos del Fosyga, dejando el Fondo de Garantías insolvente”, puntualizó.

El Federico presente

Como ya se sabe, actualmente el hospital sigue intervenido, no obstante Wilson Cediel, miembro del Colegio Médico del Tolima y Fiscal de Anthoc, explica que la recuperación es lenta.

“La intervención va a completar un año y no hay solución financiera ni de viabilidad al hospital. Quedaron mil trabajadores afuera, en la calle, y esa restructuración y esos planes de saneamiento fiscal tampoco han llevado a que el hospital mejore su situación financiera”.

Cediel explica que la cifra que deben a las entidades de salud en el Tolima es cercano a los $200 mil millones de pesos, y confirma que se ha optado por cerrar los servicios a Caprecom, porque la deuda empezó a crecer otra vez.

“Lo que hace Caprecom es llevarse los pacientes al San Rafael, en el Espinal, como si esa fuera la solución”, dijo.

Y agregó que dicha entidad en Ibagué no tiene donde atender pacientes en servicios del tercer nivel.

Imagen eliminada.

Esta crisis ocasionó el retraso por varios meses en el pago de la nómina.

EL NUEVO DÍA

Comentarios