Peces llegaron como ‘milagro’ a ribereños del río Magdalena

Peces llegaron como ‘milagro’ a ribereños del río Magdalena
Tras la avalancha registrada en el Huila esta semana, gran cantidad de lodo fue recibido por el Magdalena, lo que generó a su vez una mortandad significativa de peces.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Los pescadores de Ambalema hicieron su ‘agosto’ con la llegada de los peces muertos.
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
25 Feb 2017 - 3:01am

Los municipios ribereños al río Magdalena tuvieron un ‘milagro’ anticipado de Semana Santa, debido a que el afluente, además de traer consigo rastros de la avalancha de los ríos Neiva y Frío en el Huila esta semana, entregó a los habitantes una gran cantidad de peces.

Isabel Guzmán, líder comunal de Piedras, contó que en su población ayer en la tarde las personas estaban felices por el ‘regalo’ que les trajo el Magdalena.

“Los pudieron coger fácilmente, aunque son inmensos, hay (especies como) bagres, cuchos, capaz, entre otras”.

Agregó, con tristeza, que este fenómeno tiene dos lados: uno, la felicidad de la comunidad porque se convierte en una provisión alimenticia, y por el otro tristeza, teniendo en cuenta que el pescado arrastrado por la corriente está muerto.

Misael Ávila, residente de la zona, opinó que a las 5 de la mañana se empezó a evidenciar el fenómeno y agregó que también había “muchos nicuros botados partidos en pedacitos”.

Río revuelto, ganancia de pescadores

Pero los piedrunos no fueron los únicos afortunados del río revuelto, ya que en Natagaima algunos habitantes contaron que el miércoles en la noche y ayer, también vieron pasar una considerable cantidad de pescados muertos.

Asimismo, en Ambalema, el alcalde Juan Carlos Chavarro dijo que ayer en la tarde la gente estaba volcada a la orilla del Magdalena atrapando peces.

“El agua llega con mucho barro y al pescado no le llega oxígeno, lo que genera que salga hacia los lados a buscarlo, por lo quedan a la orilla del río”, contó.

Y agregó que la preocupación ambiental es por las especies pequeñas, debido a que estas por su tamaño no se pueden consumir.

Mientras tanto, en Honda, se esperaba que la ‘turbulencia’ del río llegara ayer en horas de la tarde.

A pesar de la novedad, la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo del Departamento informó que el río está en los niveles normales y lo que está cruzando es lodo de la avalancha registrada en Campoalegre, Algeciras y Rivera, Huila.

Sin embargo, “se ha venido dando el paso de una turbidez del agua, lo que genera que lleve lodo e impida que el pescado pueda respirar tranquilamente.

“(Situación que) genera que los peces mueran por falta de oxígeno. Es un pescado que se puede consumir”, explicó Fernando Borja, secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo.

Publicada por
XIMENA VILLALBA C.