Exalcalde de San Luis denunció al actual mandatario por presuntas irregularidades

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El exalcalde de San Luis, Silverio Góngora, cuestionó fuertemente a la actual administración municipal, específicamente la contratación, pues asegura que no se cumpliría con los requisitos, también peculado por apropiación y falsedad.

Asimismo, denunció ante la Fiscalía la creación de la Fundación Piel de Colores, la cual estaría integrada por familiares y amigos del mandatario Carlos Fernando Bonilla y a través de ella habrían accedido a varios contratos sin cumplir con el total de requisitos.

Góngora indicó que en 2016 el Concejo municipal le entregó facultades al mandatario para hacer un empréstito, pero este finalmente no se tramitó.

No obstante, la corporación le volvió a entregar este año las mismas facultades, cuanto este tipo de procesos no se podían repetir.

Otra denuncia es que el Municipio compró maquinaria y contrató la construcción de alcantarillado, cuando al parecer no tendría disponibilidad presupuestal.

Sobre estos hechos se interpusieron dos denuncias, una en junio y otra en noviembre ante la Fiscalía, Procuraduría y la Secretaría de Transparencia de la República.

“Hay que ponerle freno al festival de corrupción que hay en San Luis por parte del Alcalde”, comentó el exmandatario.

Desde la otra orilla, el mandatario Carlos Fernando Bonilla, respondió que su trabajo es transparente, “inclusive en temas de contratación estamos entre los mejores”.

Agregó que deberá ser la Contraloría y Procuraduría, las que deben investigar y revisar la contratación.

“Cuando se vienen elecciones, empiezan hacer política, hablando que los alcaldes que están de turno están robando”, comentó Bonilla.

Teniendo en cuenta que uno de los cuestionamientos recae sobre la contratación de una fundación, indicó que sería sobre el trabajo que se adelanta con los adultos mayores, programa que atiende a más 200 abuelos.

“Por qué no lo hizo cuando estaba en la Alcaldía y ahora que lo hacemos nosotros, empezaron a denunciar el programa, eso no pasa nada y que sea la justicia la que mire si se están gastando los recursos”, precisó Bonilla.

EL NUEVO DÍA

Comentarios