Auditoría de la Contraloría del Tolima en la Gobernación arrojó hallazgo fiscal por $279 millones

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La conclusión de la Contraloría es que el Control Interno Contable de la Administración seccional es “deficiente e inoperante”.

Una auditoría especial financiera adelantada por la Contraloría Departamental a la Gobernación del Tolima sobre la vigencia 2018, arrojó 15 hallazgos administrativos, dos de ellos fiscales que ascienden a los $279 millones y uno disciplinario.

Asimismo, el ente señala a través de un informe que Control Interno Contable es “deficiente e inoperante, que, aunque se tienen implementados controles, estos no son efectivos para evitar que se presenten riesgos de errores en los Estados Financieros”.

Sin embargo, precisó que tras el análisis presupuestal, se pudo definir que la gestión del Departamento “es eficiente, en cuanto al recaudo de los ingresos y la asignación o compromisos de gastos”.

 

Por intereses de mora

El primero de los hallazgo fiscales se originó, porque la Gobernación canceló a destiempo el impuesto predial de las instituciones educativas que tiene a su cargo en Lérida. En septiembre del año anterior, pagó lo que debía desde el 2012 hasta 2018.

El valor cancelado fue de $106 millones 786 mil 656 y los intereses de mora cobrados por el Municipio llegaron a $131 millones 597 mil 614, a lo que se suma el cobro de sobretasa ambiental que fue de $21 millones 433 mil.

Para la Contraloría, la Gobernación incurrió “en un presunto daño patrimonial al cancelar al Municipio $131 millones 597 mil como intereses de mora”.

Y, el segundo hallazgo con incidencia disciplinaria surge, porque han pasado ocho años desde que el Departamento contrató a la Empresa de Recursos Tecnológicos S.A. E.S.P., para la instalación de red LAN inalámbrica y red electrónica en 58 instituciones educativas, y hasta la fecha no se ha liquidado.

La inversión era de $368 millones 598 mil 653 y en 2011 cuando se celebró el acuerdo, que era para ser ejecutado en 45 días, se entregó un anticipo de $147 millones 439 mil 461.

El ente de control llamó la atención en que, “las pólizas para garantizar el buen manejo del anticipo y la correcta ejecución del contrato no fueron prorrogadas, lo que significa que la Gobernación del Tolima por falta de una adecuada supervisión, sufrió un presunto daño patrimonial”, por el valor del anticipo.

Esto teniendo en cuenta que a la fecha no se ha recibido a satisfacción el servicio contratado, “además que, al haber perdido vigencia la póliza de seguros, la Administración departamental se encuentra sin herramientas para solicitar el reintegro de dichos dineros”.

 

Las otras debilidades

En el listado se relaciona falta de operación administrativa y operativa para depurar cuentas bancarias inactivas, pues se encontraron 16 sin movimiento, lo que evidencia una “debilidad en la gestión por no aprovechamiento de los recursos y menos inversión social”.

También, se halló deficiencia en las conciliaciones bancarias, incumplimiento del régimen de Contabilidad Pública en el manejo de grupo activos - bancos, generando incertidumbre en saldos contables. Igualmente, quedó expuesta debilidades en los procesos contables, presupuestal y de tesorería al momento de adelantar pagos a terceros, pues el 20 de febrero 2018 se pagó $226 millones 860 mil a favor de la Unión Temporal Caminos de Paz del Tolima, cuando el contrato era por $113 millones 430 mil.

No obstante, el contratista hizo la devolución dos días después de los $113 millones que recibió de más, pero dicho ingreso se contabilizó meses después, específicamente, entre mayo y noviembre de ese año. En el concepto de relación contable, se manejó como reintegro por “error del funcionario”.

 

Dato

La auditoría se hizo a través de la evaluación del componente de control financiero con sus factores Estados Financieros y Gestión Pública.

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios