Gobernador recurriría a ley de quiebras si las EPS incumplen pagos al ‘Fedelleras’

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La diferencia en cifras entre el recaudo mensual y los gastos, genera que se dependa en gran medida de los ingresos por acuerdos de pago con las EPS, por ello, es indispensable el cumplimiento.

El gobernador del Tolima, Óscar Barreto Quiroga, dijo que en la situación financiera del hospital Federico Lleras Acosta se deben “tener los pies en la tierra”, pues a pesar de que en los últimos dos años se registró una recuperación financiera significativa con la intervención forzosa, la entidad no está libre en un cien por ciento.

De la misma forma, advirtió que si el panorama tiende a nublarse más, no duraría en iniciar un proceso de Ley 550.

Tras la entrega que hizo la Superintendencia Nacional de Salud, Supersalud, de la administración del principal centro hospitalario de la región al Gobierno seccional, el mandatario de los tolimenses llamó la atención en las cifras reportadas, entre ellas señaló los más de $140 mil millones que tiene en cartera y la de los gastos, que serían mayores al recaudo por pagos de servicios.

Asimismo, reiteró que indiscutiblemente el mayor obstáculo será el recaudo en el sector privado, por ello pidió un acompañamiento a la Superintendencia para que las EPS cumplan con los acuerdos pactados y no se genere de entrada, un descuadre financiero.

“Si no pagan las EPS y se llega a frenar el tema fiscal de una vez arranco el trámite de la Ley 550, no lo pensaría ni un minuto, no voy a permitir que el hospital se vaya a bloquear, esperando un milagro y esto a punta de milagros no se resuelve”, precisó.

Este ‘plan B’ también se utilizaría en el caso de que se presenten resultados de demandas en contra, que superen la capacidad, ya que esto “implica pagos y si eso llega a bloquear al hospital, yo inmediatamente ordeno que se inicie el proceso de Ley 550”, dijo el mandatario seccional.

Aunque reconoció el esfuerzo de la Supersalud en cabeza de Fabio Aristizábal Ángel y el trabajo hecho por la agente interventora Inés Loaiza, opinó que la entidad habría podido seguir unos meses más bajo la medida forzosa.

 

Lo que no cuadra

Barreto Quiroga mencionó que la cartera supera los $140 mil millones y su rotación sería de 400 días, “esa cartera no la podemos aceptar y ahí hay un debate de mi parte. Lo debe en gran porcentaje el sector privado”.

Igualmente, explicó que en estos casos la salida de los contadores es castigar la cartera, “yo no le halo a ese término con respecto al Federico Lleras, porque dicen castiguemos $140 mil millones y la deuda creo que la bajan a $57 mil millones y el resto de plata dónde quedó”.

Por tal motivo, comentó que en este punto se necesita el apoyo de la Superintendencia, pues es dicha instancia la que puede tomar medidas sanciontorias sobre los incumplimientos.

De la misma manera, indicó que la entidad factura al mes $11 mil millones y gasta $8 mil 600 millones.

El recaudo promedio es de $9 mil millones al mes, de esta cifra cerca de $6 mil corresponden a pagos por servicios y $3 mil millones son de acuerdos de pago con las EPS, es por ello, que surge preocupación por los posibles incumplimientos.

 

¿Sin punto final?

Sobre el acuerdo de Punto Final programa del Ministerio de Salud para aliviar la crisis del sector, el mandatario seccional manifestó que con la medida no es cierto que se van a pagar todas las deudas, por lo que toca ‘bajarse de las nubes’.

Según Barreto Quiroga, la solución consiste en que a la final el Gobierno nacional pone el 50% de los giros y el Departamental el 50% restante, “si fuera para pagar y tuviéramos plata, hace tiempo hubiéramos pagado nosotros, pero me opongo como gobernador totalmente a destinar recursos propios, para subsidiar lo que los privados se quebraron, se robaron o no se que pasó con esa plata”.

Por lo que indicó que si las reglas del juego son así, el Tolima no tendría recursos para respaldar el acuerdo.

 

Explicación pendiente

El primer agente interventor que tuvo el Federico Lleras fue Alfredo Julio Bernal, su paso por la gerencia, que fue por cerca de dos años, generó bastantes cuestionamientos, tanto así que Barreto Quiroga expresó que la Supersalud debería contar qué pasó durante este tiempo pues no se tiene claro el trabajo que hizo el funcionario y menos los resultados, ya que los avances se notaron cuando llegó la interventora Inés Loaiza.

“Que bueno que la oposición hablara de eso, están calladitos y es extraño que la Superintendencia tampoco hable de eso, nadie aborda ese tema”, precisó.

 

Cargos políticos

 En el acto de entrega del hospital al Departamento, el mandatario local Guillermo A. Jaramillo mencionó que el Gerente encargado de la entidad, al ser designado directamente por el Gobernador, lo convierte en un “representante político”.

Al preguntarle a Barreto Quiroga qué opinaba sobre esta percepción contestó de forma irónica: “No pues yo tendría que pedirle perdón al Alcalde (de Ibagué) qué pena, que se me olvidó pedirle permiso a él para nombrar al Gerente del hospital (Federico Lleras) que pena, que me disculpe”.

 

Dato

La Ley 550 o de quiebras es una herramienta legal de intervención estatal económica que el Gobierno creó para salvar a las empresas en crisis.

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios