En el Tolima se busca crear una política para afrontar el cambio climático

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La transformación de los nevados y la reducción de los niveles del río Coello, son las señales negativas que deja a su paso una problemática global.

Uno de los proyectos que se discute actualmente en las sesiones extras de la Asamblea del Tolima es la adopción de una política pública enfocada al cambio climático denominada “Ruta Dulima, el Tolima enfrenta el Cambio Climático al año 2031 con una apuesta inspiradora al año 2040”, proyecto que busca crear estrategias a nivel regional que permitan mitigar los efectos de una problemática global.

El secretario de Desarrollo Agropecuario, José Édgar Bonilla, explicó que con esta política se traza una ruta de preparación y adaptación que conduzca a la reducción de los daños.

Y es que no se puede esperar más para trabajar en el tema, pues según pronósticos, los nevados en el Tolima no existirán en 30 años, también hay datos que “establecen que para el 2050 el río Coello tendrá un mínimo discurrir de su recurso hídrico. Entonces queremos llamar la atención de todos los sectores para adaptarnos a este cambio climático”, comentó.

Bonilla hace referencia al estudio de la Universidad Nacional de Colombia, que indica que esta cuenca presentaría una marcada disminución tanto de la precipitación como de sus caudales, debido al aumento progresivo de la temperatura y de la demanda hídrica por los requerimientos de riego de los cultivos de la zona.

Por ello, agregó, que la idea puede funcionar si las acciones de las personas, las instituciones y los entes territoriales se articulen hacia una misma dirección “esta política pública, (deberá) ser aceptada y acatada, en cada uno de los planes de desarrollo tanto a nivel departamental como municipal”, dijo el titular de la cartera de Desarrollo Agropecuario.

 

Sin icopor de un solo uso

El asambleísta, Jorge Duque, comentó que una de sus propuestas es prohibir el uso de icopor y plásticos de un único uso en la contratación estatal del Departamento, con ello, se busca dar un mensaje de que es necesario “generar unos mecanismos y acciones que protejan el ecosistema, que generen menos carbono, que generen menos efectos en el calentamiento de la atmósfera y en el caso del Tolima, ir preparando a nuestra sociedad para que ellos también, den los siguientes pasos”.

Precisó, que el icopor y el plástico no son biodegradables y solo se utilizan una sola vez, también, que con el paso de los días se van acumulando en la basura, lo que termina generando daños a largo plazo.

Con esto se pretende que “la Gobernación utilice materiales biodegradables en la contratación estatal”.

Otros temas en los que se deberá trabajar es en los vertimientos, “tan solo Ibagué, según Cortolima, está contaminando anualmente con cerca de seis mil toneladas de heces fecales al río Combeima y así están los ríos Chipalo y Alvarado con una grave contaminación que no está siendo contenida a través de sistemas de tratamiento de agua”.

 

¿Cómo va la discusión?

Durante la primera semana de análisis de la política se invitó también a la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo, al igual que a Cortolima.

Los asambleístas propusieron incluir a la academia, los distritos de riego, empresas y ambientalistas.

De la misma forma, se adelantaron mesas de trabajo para organizar las ideas que surgieron alrededor del tema y despejar dudas. Se espera que el próximo viernes, que terminan las extras quede aprobada la política pública que le permitirá al Tolima hacer frente a los efectos del cambio climático.

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios