Zona de influencia del proyecto ‘Triángulo del Tolima’ en riesgo de convertirse en parte del desierto de La Tatacoa

Zona de influencia del proyecto ‘Triángulo del Tolima’ en riesgo de convertirse en parte del desierto de La Tatacoa
Uno de los pocos bosques secos tropicales que quedan en el país está desapareciendo. Una de las causas son las malas prácticas agrícolas que se originan alrededor del proyecto distrito de riego Triángulo del Tolima.
HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
A pesar de la restricción y que las quemas controladas están prohibidas, en zona aledaña la advertencia estaría siendo ignorada.
Foto: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
18 Ago 2019 - 3:01am

La vista aérea de las zonas aledañas al proyecto distrito de riego Triángulo del Tolima encienden las alarmas sobre el alto nivel de deterioro que se está generando en el suelo de poblaciones como Coyaima, Natagaima y Purificación.

La prometedora idea que se originó hace más de 30 años de crear una estructura que aportará al desarrollo agrícola de las comunidades indígenas y campesinas del sur, estaría jugando hoy en contra, pues como lo dice la Contraloría General de la Nación la inversión del Estado “ha incentivado la degradación del suelo en una zona ecosistémica sensible”.

EL NUEVO DÍA acompañó el recorrido aéreo propuesto por el senador Miguel Ángel Barreto para recoger evidencias de las diferentes problemáticas que se están derivado del proyecto, el resultado fue conocer a mayor escala el acelerado deterioro de una gran porción del territorio, situación que de no atenderse pronto, en un futuro ocasionará que dicho territorio sea inhabitable.

“Conozco este proyecto desde hace más de 30 años y cada vez quedo más alarmado por el deterioro que tenemos en el medio ambiente. Vimos una gran área en donde los incendios están a la orden del día, vemos menos suelos y más roca, también, afloramientos rocosos en la zona”, comentó Lorenzo Peláez director de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Agrosavia.

El directivo también explicó, que hace tres décadas, pensaban que en el corto tiempo se iba a contar con un área para reforestar, pero ahora, lo que más existe son extensiones de cultivos limpios, especialmente arroz.

Se estima que es una zona de 34 mil hectáreas, “es un porcentaje grande del departamento que está allí representado y en donde solamente tenemos 20 mil hectáreas para cultivos y de esas, entre cinco y seis mil podrían ser utilizadas para cultivos limpios, siempre y cuando tuvieran un muy buen manejo agronómico”, comentó

La precisión la hace porque si las prácticas agrícolas no cambian rápidamente, lo que se está ocasionando es prolongar el desierto de La Tatacoa, “que precisamente nació, no como desierto, sino por un área de muy mal manejo como tal por parte del hombre”, dijo Peláez.

Aunque es un bosque seco tropical, el área puede ser productiva a través de la agricultura de conservación e implementando estrategias de mitigación para contener el impacto del cambio climático.

“No toda la zona está apta para arroz, hay algunas en donde sí, pero siempre y cuando utilicen las nuevas tecnologías y con un buen manejo agronómico, sin deteriorar el suelo que es lo que más veo allí”.

Sin embargo, la realidad muestra cientos de hectáreas desérticas e incineradas a través de la mala práctica denominada quema controlada, las cuales estarían en etapa de alistamiento para un nuevo ciclo de siembra.

 

¿El proyecto sigue siendo viable?

Según datos de 2007, Fonade contrató a Corpoica, actual Agrosavia, para actualizar el plan agropecuario del distrito teniendo en cuenta las características del suelo. Dicho estudio dio como resultado, que lo cultivable eran 20 mil 402 hectáreas para frutales, cacao, plátano, hortalizas, entre otros.

Otra de las recomendaciones fue recuperar las coberturas con árboles nativos y cultivos asociados.

Y se destacó que no habría cultivos limpios, como por ejemplo, monocultivos de arroz.

Doce años después, las condiciones han cambiado y el riesgo de la desertificación cada vez es más alto, por ello, la pregunta que indiscutiblemente surge, es si el distrito de riego Triángulo del Tolima sigue siendo viable.

Al trasladar la inquietud al director de Cortolima, Jorge Enrique Cardoso, quien también participó en el recorrido, indicó que sí, siempre y cuando se siga el programa agropecuario.

No obstante, precisó que se asume un alto riesgo, porque “otros actores productivos han venido interrumpiendo de forma irregular convenciendo a los campesinos y a los propietarios de terrenos, especialmente, a las comunidades indígenas de sembrar arroz en un suelo que tiene muy pocas capacidades de retención de agua”.

Este hecho ocasiona un daño en la capa orgánica que termina alterando el proceso y las condiciones físico químicas de la calidad del suelo que inicialmente estaba destinado a sembradíos específicos.

El representante de la máxima autoridad ambiental, agregó que, por este caso, ya existen denuncias penales, al igual que por el robo de los equipos electromecánicos de la bocatoma del distrito.

“Estamos haciendo un llamado a que se abstengan de preparar terrenos para estas actividades (cultivos de arroz) y que acojan el plan agropecuario que está establecido”, precisó Cardoso.

 

‘Eternamente en los planes de desarrollo’

El senador Miguel Barreto quien tomó la iniciativa de hacer el recorrido junto a autoridades ambientales y de los rectores de la Universidad de Ibagué y de la Universidad del Tolima, recordó que es una estructura en la que se han invertido cerca de $700 mil millones.

“Pero hoy encontramos que hay un posible detrimento patrimonial, muchos de sus canales tienen captación ilegal y se han deteriorado. Antes de pensar en la fase siguiente, hay que organizar nuevamente lo que se ha hecho”.

Señaló que una vez conocidas de primera mano las problemáticas, hará un debate de control político a los ministerios de Hacienda, Agricultura, Interior y a la Agencia de Desarrollo Rural, ADR, “para que nos cuenten realmente qué es lo que están pensando y cuáles son los recursos que hay para el Tolima.

“No queremos que quede incluido en los eternos planes de desarrollo, sino que realmente el Gobierno nacional ponga los ojos con recursos en el departamento”.

El congresista cuestionó fuertemente la función de la gerencia del distrito, pues a la fecha se siguen perdiendo activos y nadie responde.

“Nos dicen que cerca de $15 mil millones en instrumentos de tecnología se han perdido, muchos de los activos que tiene el Triángulo hoy ya no están, es lo que queremos evidenciar al país, al Gobierno nacional y defender los intereses de los tolimenses”.

Barreto dijo que vale la pena terminar el distrito por el bien del sector agropecuario, de la misma forma, que como bancada tolimense “van a presionar al Gobierno para jalonar recursos, estamos unidos en este propósito”.

Además señaló que el día en que el presidente Iván Duque visitó a Fresno, expresó que el ‘Triángulo del Tolima’ era una de sus prioridades “buscamos en este debate, que el Gobierno se entere de la realidad, vamos a llevar videos y toda la información de lo que está sucediendo”.

Otra de las críticas que hizo el Senador fue sobre la falta de coordinación que hay en el tema de las licencias ambientales, indicando que hay una “cadena de errores”, que empezó en la designación de los estudios del proyecto y continuaron en las administraciones del distrito en los últimos años.

“A cerca de 22 mil hectáreas no se les está dando el manejo adecuado, ni se está cultivando lo que realmente se requiere, es claro que se está sembrando arroz de manera ilegal, es claro que en muchos sitios la tierra no es apta para ello, todas esas evidencias son las que queremos llevar y reorientar”, concluyó.

 

Limpieza presa ZanjaHonda

Uno de los temas pendientes es la limpieza a la presa que capta el agua del río Saldaña para regar los canales del ‘Triángulo del Tolima’, proceso que según la ADR, comenzó a adelantarse desde el 30 de julio.

El director Cardoso explicó que cuando se entregó la licencia ambiental, se ordenó que el operador debía antes de hacer el llenado, “haber sacado todo el material vegetal, para evitar los procesos de eutrofización que en este momento se están generando.

“Por más de tres requerimientos que le hemos hecho a la ADR, hasta ahora están empezando a bajar los niveles para poder contratar el despeje del material del embalse”.

Añadió que una queja continua de la comunidad es por la generación de olores ofensivos, por ello, la Corporación habría iniciado un proceso sancionatorio en contra de la ADR, por haber incumplido con sus obligaciones.

 

Frase

"Vi muchos afloramientos rocosos, eso quiere decir que ya no tenemos suelo, sino que la roca madre ha ido aflorando y eso si me parece grave", Lorenzo Peláez, director de Agrosavia.

 

Dato

Se solicitará un inventario predial actualizado por parte de la Agencia de Desarrollo Rural, ADR, para tener claridad en los avances catastrales y cartográficos, también, la actualización del Plan Productivo Agrícola.

Publicada por
REGIONAL EL NUEVO DÍA