Para proteger a sus habitantes municipios se alinean al toque de queda regional

María Cifuentes, mandataria de Casabianca, Rafael Monroy, alcalde de Guamo y Juan C. Tamayo, mandatario de Espinal.
Mandatarios locales ven con preocupación que tras el simulacro adoptado en Bogotá y diferentes ciudades, sus territorios se volvieron destinos de los foráneos y turistas, por ello, tuvieron que implementar acciones rigurosas en los límites de las poblaciones.  
PUBLICIDAD

Unidos en el norte 

La alcaldesa de Casabianca, María Cifuentes, contó que el jueves en la tarde se reunió con la mandataria de Falan, Lucero Castaño, y el burgomaestre de Palocabildo, Nelson Gómez, para evaluar el fenómeno de llegada masiva de ciudadanos de otras regiones. 

“Hicimos el balance y a Palocabildo llegaron cerca de mil personas en día y medio,  ciudadanos que se están quedando dentro del municipio y no están haciendo caso de la cuarentena”. 

Ante el panorama de movilidad y el impedimento del Gobierno nacional para cerrar fronteras sobre las vías nacionales, la medida fue iniciar un toque de queda desde anoche a las 7 p.m.

“Todavía hay gente que no ha visto la magnitud del problema y hemos encontrado que llegan de otros lados, incluso del exterior, que porque quieren conocer el municipio, uno no sabe qué pasa con estos ciudadanos, las medidas hay que tomarlas y la única solución que vemos es el cierre de fronteras para que no llegue el virus al municipio”. 

Entre las acciones adoptadas para los oriundos de estas poblaciones es que lleguen a sus viviendas para la cuarentena de los 14 días. 

“Estamos trabajando unidos para que no sea tan difícil para la gente, ojalá fuera todo el departamento que trabajara unido para evitar todo lo que genera el Coronavirus”, precisó la mandataria. 

Toque de queda en Espinal 

El alcalde del Espinal, Juan Carlos Tamayo, informó a primeras horas del viernes que a través del decreto 083 se expidieron normas de orden público tras la emergencia derivada por el Covid - 19. En el oficio se establece el toque de queda entre el viernes en la noche hasta las 6 a.m. del martes, con el propósito de generar un distanciamiento social y aislamiento para prevenir la diseminación del virus. En este caso se hacen excepciones para los establecimientos que proveen productos de primera necesidad y se precisa que será una persona por familia la que deberá hacer las compras que se necesitan. “Informo a los espinalunos que tengamos en cuenta estas recomendaciones para seguir cumpliendo las órdenes del decreto Presidencial y Departamental en cuanto al cuidado”, comentó Tamayo. Agregó, que no cerró fronteras debido a que el Presidente no autorizó dicha medida. 

Medidas en Guamo 

El mandatario Rafael Monroy informó que se acogió a los decretos emitidos en el orden nacional y departamental, por lo que el toque de queda inició a anoche y va hasta el martes a las 6 a.m. 

“Estamos haciendo controles al ingreso del municipio, en donde se hace un test a las personas que llegan en buses y carros particulares, para hacer un seguimiento para saber de dónde vienen y a dónde se desplazan”. En esta labor participa personal del hospital y la Alcaldía. 

Comentó que le fue difícil cerrar fronteras porque la vía nacional que cruza por su población conduce a lugares como Ortega, Saldaña, Prado, Dolores, Alpujarra, Natagaima, entre otros. 

De otra parte, se visitó el comercio, la plaza de mercado e hizo un recorrido por las veredas, para concientizar a los guamunos. 

 En cuanto al hospital municipal, el burgomaestre explicó que tiene bastantes necesidades “ni siquiera tenemos los insumos adecuados para los médicos, para el personal del hospital”. 

Tras hacer un recorrido por el centro hospitalario se acordó  separar el ingreso de pacientes y adelantar adecuaciones. 

“Hago un llamado al gobierno nacional y departamental, al Ministerio de Salud y a la Secretaría de Salud del Tolima para que por favor nos hagan llegar las ayudas para poder contener esta pandemia en el Guamo”. 

Monroy comentó que también hubo un significativo arribo de visitantes, “si ellos piensan que vinieron a fiestas, van a echar malo porque he pedido apoyo de las autoridades para hacer controles en las veredas, no lo vamos a permitir, vamos a colocar las acciones necesarias porque esto no es un juego”. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios