¿Cuál es la polémica con los contratos de la Gobernación y la Alcaldía por la pandemia?

Las columnistas Salud Hernández, de Semana, y Laura Castro, de Ecos del Combeima, calificaron los contratos de la Gobernación del Tolima de despilfarro y derroche.
Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Las administraciones de Ricardo Orozco y Andrés Fabián Hurtado contrataron bajo la modalidad de urgencia manifiesta la adquisición de alimentos, elementos de aseo e insumos médicos. Hay reparos, pero los mandatarios sostienen que han actuado con absoluta transparencia.
PUBLICIDAD

Suspicacias han provocado las millonarias contrataciones que la Gobernación y la Alcaldía de Ibagué han suscrito de forma directa en los últimos días para la adquisición de alimentos, elementos de aseo e insumos médicos que se destinarán para mitigar los efectos de la pandemia del Covid-19 en el departamento y la ciudad.

Algunos, como el diputado Milton Restrepo y los concejales Javier Mora y Rubén Darío Correa, han llamado la atención sobre la conveniencia de tener mesura en el gasto público, así como supuestos amiguismos en la adjudicación de los contratos y sobrecostos en los kit alimentarios que entregan ambas administraciones.

Los contratos relacionados con la pandemia se han celebrado a través de declaratorias de urgencia manifiesta, una modalidad de contratación excepcional para situaciones de crisis -como la que enfrenta el país- en la que no se requieren estudios previos, como sí se exige en un procedimiento ordinario de escogencia.

Por un lado, la administración de Ricardo Orozco celebró mediante esta figura dos contratos por $10.500 millones para adquirir 105.000 kits, otro por $1.020 millones para la ejecución de una estrategia de comunicación y varios más para la compra de insumos y equipos médicos que, en suma, ascienden a más de $5.000 millones.

Por otra parte, el gobierno del alcalde Andrés Fabián Hurtado, hizo un contrato por $5.575 millones para el suministro de 52.000 mercados, así como otros para la distribución de los kits y la prestación de servicios de un call center.

Por separado, los mandatarios defendieron las contrataciones, enfatizando que se han suscrito bajo estrictos parámetros de transparencia con firmas cuya capacidad financiera y logística garantiza los elementos y los servicios en el menor tiempo posible, dada la premura de atender a la población. También insistieron en que los organismos de control están acompañando todo el proceso.

 

Gobernación del Tolima

Dos contratos, uno por $5.500 millones con Sierra Pineda S.A.S. y otro por $5.000 millones con Enred Gruop S.A.S. (filial de Mercacentro), suscribió la Gobernación en días pasados para el suministro de 55.000 y 50.000 mercados, respectivamente. Ambas firmas pertenecen a familias con fuerza económica en la región.

g

Además, por un valor de 1.020 millones, la Gobernación adjudicó un contrato a León Gráficas para que ejecute una estrategia de comunicación durante la pandemia. Entre tanto, a la Corporación IPS Hospital, la misma que estuvo envuelta en polémica porque en el gobierno anterior se le pagó dos veces una factura, recibirá $1.658 millones por suministrar insumos médicos.

Adicional a este, la Administración departamental firmó contratos con varias firmas para la adquisición de insumos y equipos médicos por más de $2.860 millones y uno más para la prestación de servicio de un ‘contact center’ por $577 millones.

Al respecto, el concejal Rubén Darío Correa dijo tener sospechas de presuntos sobrecostos en los mercados. En cuentas, afirmó que al comparar aleatoriamente los precios de 10 de los productos básicos adquiridos a Enred Gruop S.A.S. con otros ofrecidos por un supermercado de cadena encontró que son más costosos los comprados por la Gobernación.

Por su parte, el diputado Milton Restrepo sugirió que, en vez de haber adjudicado los contratos a grandes empresas, también se hubiera tenido en cuenta pequeños comerciantes, esto con el fin de dinamizar la economía y paliar la crisis que ha provocado la pandemia.

También consideró que la Gobernación pudo haber dispuesto de su emisora de interés público y el capital humano que pertenece al equipo de prensa institucional para desplegar una estrategia de comunicación con los medios del departamento.

Para el asambleísta, se desatendió el principio de objetividad en la selección de las empresas. “Causa mucha suspicacia que son los mismos contratistas que han aparecido en anteriores administraciones de la misma casa política del gobernador actual, no dando oportunidad a pequeños empresarios”, comentó.

En respuesta a los cuestionamientos, el gobernador Orozco aseguró en declaración a La Cariñosa que en todos los contratos, especialmente en los de adquisición de kit alimentarios, la Administración actuó según la norma y las disposiciones del Gobierno nacional.

Entre otras cosas, el mandatario fue enfático en señalar que las dos empresas contratadas cuentan con la experiencia y, sobre todo, la capacidad para proveer los productos en un término corto, esto si se tiene en cuenta lo apremiante de la situación y la necesidad de asistir a la población vulnerable del departamento. También dijo que, al contrario de otras regiones, no se apresuró a entregar los mercados y esperó a que la Nación entregara los lineamientos.

En lo que tiene que ver con la estrategia de comunicación, explicó que debido al número de medios que operan en Tolima y la obligación de tener que llegar a los diferentes rincones a promover acciones de prevención del virus, se hizo necesario contratar un operador que hiciera más expedito el proceso.

Finalmente, mencionó que ante la alta demanda de insumos y equipos médicos, acudieron a diferentes proveedores para adquirir los elementos con los que se prevé enfrentar la fase más crítica de la pandemia.

“Todo lo hemos hecho en el marco de la transparencia y la objetividad. En mi actividad pública nunca he tenido un escándalo por malos manejos de recursos. Algunos pocos quieren entorpecer esto, pero no nos detienen. Yo no tengo que esconder nada, respeto los dineros públicos del estado”, sentenció Orozco, quien además señaló que ha pedido el acompañamiento de los organismos de control.

 

Contratos Gobernación

Contratista: Sierra Pineda S.A.S.

Valor: $5.500 millones

Objeto: Suministrar 55.000 kits alimentarios.

 

Contratista: Enred Gruop S.A.S

Valor: $5.000 millones

Objeto: Suministrar 50.000 kits alimentarios.

 

Contratista: León Gráficas

Valor: $1.020 millones

Objeto: Prestación de servicios para ejecutar estrategia de comunicación

 

Contratista: Corporación IPS Hospital

Valor: $1.658 millones

Objeto: Suministro de insumos médicos

 

Alcaldía de Ibagué

La administración de Andrés Fabián Hurtado adjudicó un contrato por $5.575 millones a Mercacentro para adquirir 50.000 mercados para garantizar el abastecimiento nutricional de la población vulnerable de Ibagué afectada por los efectos de la pandemia.

Alcaldía

Cada kit contiene atún, aceite de soya, harina de maíz, spaguetti, pasta fideo, harina de trigo, arveja, leche en polvo, modificador de leche, cuchuco de maíz, lenteja, panela, sal, arroz, crema de dientes, papel higiénico, cuchilla de afeitar y jabones de loza, en polvo, de baño y de ropa.

Para el concejal Mora, hay presuntos sobrecostos. Según indicó, cada mercado fue facturado por $107.218, pero al comparar los mismos productos (exceptuando cinco de ellos que no se encontraron y cuyo valor se conservó) con otros ofrecidos en el mercado, cada mercado salió por un valor de $94.384, lo cual daría un sobrecosto de $472 millones.

“Esto nos parece grave. Porque en esta emergencia, la plata pública, que es la plata de todos nosotros, tiene que rendir y ser manejada de manera eficiente y nos parece que este sobrecosto no corresponde a esos principios”, indicó al cabildante, quien también señaló que ha seguido recibiendo denuncias por posibles condicionamientos políticos para la entrega de cada mercado.

El alcalde Hurtado, en entrevista a La Cariñosa, dijo que se pretende mal informar a la ciudadanía. Remarcó que Mercacentro tiene la completa idoneidad y las entidades de control han hecho seguimiento al contrato y su ejecución, sin que se hayan detectado irregularidades.

Sobre los supuestos sobrecostos, indicó: ““Ese es el problema del desconocimiento de lo público. Piensan que ir a comprar una libra de arroz de un ciudadano es lo mismo que comprarlo a través del Estado. No contabilizan el transporte, estampillas, pólizas, el tema logística y del embalaje, empaques, bodegaje.

También señaló que no ha habido criterios políticos para las entregas y no ha habido participación de los concejales en esa tarea. “Ninguno de los concejales me ha llamado a pedirme una sola ayuda”, puntualizó.

 

Contrato Alcaldía

Contratista: Supermercado Mercacentro

Valor: $5.575 millones

Objeto: Suministrar 52.000 kits alimentarios.

EL NUEVO DÍA

Comentarios