Con los patios de secado, la cosecha de café también genera divisas en Alvarado

Crédito: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Debido a que la geografía en Alvarado no es muy elevada, pocos cultivos de café existen en sus tierras; no obstante, en esta población se mueve el dinero que genera este grano, gracias a los patios de secado.
PUBLICIDAD

Con su altura de 439 m.s.n.m., el calor es aprovechado por los ciudadanos para comprar café mojado, que, luego de ser expuesto al sol y pasado por silos, es vendido a mejor precio a la Federación o a cooperativas de cafeteros.

En el barrio Macondito están ubicados estos patios. En uno de ellos, Olga Cuéllar compra el café proveniente de Anzoátegui e Ibagué y riega el grano, para que sea secado por el intenso sol.

Esta mujer, nacida en Pitalito, maneja el depósito Torres, negocio de su esposo, también huilense, y compró hace más de 12 años el lote para iniciar su negocio familiar; hoy en día, y durante esta temporada, alcanza a contratar a 20 personas que le ayudan con este oficio.

“Acá recibimos los viajes, pesamos los bultos y regamos el café, luego lo pasamos por los silos o guardiolas y, así, garantizamos un grano completamente seco”, añade Olga Cuéllar.

1

                 

Más tecnología

El patio del alvaradense Jairo Ariza Álvarez cuenta con dos silos, cada uno con capacidad para secar cinco toneladas de café; por supuesto, estos reducen el tiempo significativamente.

“Desde hace 25 años tengo la compraventa; en ese entonces, nos tocaba regar el grano en los patios y con un palo revolcarlo. Durábamos hasta cuatro días esperando a que quedara bien seco. Ahora, con estos silos que funcionan con electricidad y sisco de café, se genera un vapor que seca cinco mil kilos en 24 horas”, cuenta.

De esta manera, esta población, ubicada a 20 kilómetros de la Capital Musical, también recibe dinero de la cosecha cafetera que por estos días abunda en las cordilleras colombianas.

ANTONIO GUZMÁN OLIVEROS

Comentarios