“Yo solo quiero que el colegio acepte que el suicidio de mi hijo se pudo evitar”

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Luego de un año del suicidio de un menor en Fresno, su madre continúa señalando que fue víctima de ‘bullying’ y que su colegio fue negligente para atenderlo. Por su parte, un experto en el tema señala que son muchos los factores que inciden en esos lamentable hechos.
PUBLICIDAD

En abril del 2019 un hecho trágico sacudió la tranquilidad de Fresno, al norte del Tolima. Un estudiante del colegio María Auxiliadora, llamado Juan Sebastián Hernández Jaramillo, de tan solo 14 años, intentó suicidarse suspendiéndose de una cuerda. Luego de luchar por su vida cinco meses finalmente falleció.

Su madre, Olga Lucía Jaramillo, lleva más de un año intentado buscar respuestas. ¿Cuáles fueron las razones que lo llevaron a tomar esa decisión? Ella cree, con firmeza, que su hijo fue víctima de ‘bullying’ en su colegio y que hubo negligencia de las directivas de la institución educativa.

“No tengo ninguna duda de que mi hijo fue víctima de ‘bullying’. Todo comenzó en octubre del 2018. Mi hijo estaba jugando en el patio del colegio y un niño le bajó los pantalones, dejándolo desnudo. Desde eso él comenzó a utilizar doble pantaloneta por el miedo”, señaló su mamá.

De esa situación ella se enteró por otras fuentes, pues del colegio nunca la llamaron para informarle.

Según Olga Lucía, a inicios del 2019 su hijo le dijo que el salón que le había tocado era muy pesado, que había temas de drogadicción. Por eso ella pidió que se implementaran requisas en el colegio y que lo cambiaran de salón.

“El rector, Omar Ramírez, nunca hizo la solicitud y no los quiso cambiar de salón pese a la solicitud formal de 14 padres de familia. Luego de eso la situación de mi hijo se complicó porque le decían muchas cosas en el salón y finalmente tomó la determinación de acabar con su vida”, agregó.

La madre de Juan Sebastián asegura que la muerte de su hijo pudo haberse evitado si el colegio hubiese llevado un conducto regular correcto para esos casos. Ella, por su parte, iba hasta dos veces por semana a la institución porque veía que la situación iba empeorando.

“La relación con mi hijo era buena. Obviamente había reglas, pero él era un buen estudiante, muy deportista. Nunca dio indicios de que fuera capaz de hacer algo así. La única explicación que veo fue el ‘bullying’ que le hacían”, agregó.

Durante esos cinco meses de lucha el colegio no se acercó a ella ni preguntó por la condición de Juan Sebastián. Luego del hecho Olga Lucía señaló al colegio y a la supuesta negligencia de su rector por el fallecimiento de su hijo y las acusaciones mutuas aumentaron. Ella dice que solo quiere entender qué pasó con su hijo y que se reconozca que la institución no actuó de la manera correcta.

La respuesta del rector

Ómar Ramírez, rector del colegio María Auxiliadora, aseguró que el suicidio de Juan Sebastián no se debió a que sufriera bullying. Para él, el hecho que la mamá referencia (cuando le bajaron el pantalón delante de sus compañeros) fue un caso aislado.

“Fue una situación ocasional. No fue ‘bullying’ porque no fue sistemático. Además él también lo hizo en el 2017 a dos de sus compañeros. Era un juego entre ellos”, señaló el rector.

Sobre el llamado a la mamá de Juan Sebastián aseguró que se debió a que fue una situación tipo 1 y no era necesario hacerlo.

Así mismo, dijo que no se realizó el cambio de salón que solicitaron 14 padres de familia porque la infraestructura del colegio no lo permitía. Sobre el presunto consumo de drogas señaló que “no es dentro de las institución. Hay unos jóvenes que consumen, pero lo hacen fuera, no dentro de la institución”.

Para el rector las razones de la decisión de Juan Sebastián hay que buscarlas más en el contexto social y familiar que en el educativo.

“Desde que entraba a la institución era un niño alegre. De puertas para afuera en su contexto familiar no sabemos qué le ocurría. Sus compañeros dice que la mamá lo encerraba en su casa y no lo dejaba jugar con sus compañeros. Las causas hay que buscarlas en el contexto social y familiar”, agregó.

Al preguntarle si consideraba que el colegio le falló en alguna medida a Juan Sebastián dijo que “no, quien le falló fue la familia, no el colegio” y que no estaría dispuesto a reunirse con ella ni a pedirle disculpas, pues no cree que haya habido responsabilidad.

La opinión de un experto

Para Óscar Ovalle, profesor de psicología de la Universidad de Ibagué y experto en conductas suicidas y programas de prevención, los impactos emocionales en los jóvenes pueden ser más significativos que en los adultos.

“En estos casos el bullying no tiene que ser necesariamente de forma sostenida, pues también intervienen las dinámicas familiares. Los intentos de suicidio no son determinados por una causa específica, sino que se van acumulando. En ese sentido, el evento de la bajada de los pantalones pudo haber sido un elemento importante, pero no el único determinante”, dijo el profesor.

Para Ovalle se debió dar a conocer la situación a la madre de Juan Sebastián porque sí pudo haber sido un elemento relevante para entender la forma que se construye la estructura de personalidad del menor.

“La madre debió estar al tanto de esa situación. No es lo mismo que me insulten a que me dejen desnudo frente a los demás. Ahí el niño tuvo que cuestionarse como hombre y como persona. Algo debió haberse hecho frente a eso y la madre debió enterarse”, finalizó.

EL NUEVO DÍA

Comentarios