Departamento aumentó en 20 camas capacidad de UCI para pacientes con Covid -19

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍAEn diferentes UCI del Tolima, como es el caso del hospital San Rafael, médicos y pacientes luchan diariamente para ganarle la batalla al virus.
Con el paso de los días las estadísticas de hospitalizados que tienen relación con el virus sigue en aumento, por ello, se mantiene la necesidad de seguir invirtiendo en la ampliación de unidades de atención.
PUBLICIDAD

El gobernador Ricardo Orozco Valero oficializó la habilitación de 20 camas UCI que quedaron distribuidas en Ibagué y Espinal, de esta forma se sigue fortaleciendo la capacidad instalada para atender los pacientes críticos de Covid – 19. En medio de la jornada, el mandatario Seccional expresó su preocupación por el notorio aumento de casos que requieren hospitalización.

En la capital tolimense, las unidades quedaron en el hospital Federico Lleras Acosta sede Francia, allí se ubicaron en un área aislada de urgencias para atender pacientes con sospecha o positivos para coronavirus.

“La curva del Covid comienza a subir en el Tolima y nos preocupa muchísimo tener toda la infraestructura instalada de camas de cuidados intensivos, hoy (ayer) sobrepasamos el 64% de ocupación”.

Las cifras oficiales revelaron que este jueves se tenían 51 pacientes hospitalizados y 50 personas en UCI.

Orozco Valero además anunció que en el término de un mes, el Departamento espera contar con 26 UCI más en el cuarto piso de la sede El Limonar, al igual que, 24 camas de hospitalización, y agregó: “Asimismo, esperamos en un mes entregar 10 camas UCI en el hospital del Líbano y estamos trabajando para mirar cómo podemos habilitar seis en el hospital de Chaparral”.

De otra parte, el gerente del ‘Fedelleras’, Luis Eduardo González, contó que a través de un convenio de docencia y servicio con la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, U.D.C.A y la Fundación Universitaria Juan N. Corpas se recibieron 10 monitores de signos vitales como pago de la contraprestación de las prácticas formativas.

 

Visita al H. San Rafael

El Gobernador del Tolima llegó a la ‘Ciudad de la tambora’ para oficializar la puesta en funcionamiento de 10 UCI en el hospital San Rafael, igualmente, hizo un recorrido por las instalaciones para revisar cómo fluye la atención a los usuarios.

En medio de su inspección hizo un llamado de atención a algunos funcionarios para que fuera más ágil la prestación del servicio a adultos mayores, mujeres embarazadas y niños.

En su visita también estableció varios compromisos con los espinalunos entre ellos la apertura de otras cinco camas UCI, entregar apoyo a la gerente Patricia Henao para la ampliación de la unidad de urgencias y crear una central de hospitalización. Para este último proyecto señaló que sería oportuno que la Alcaldía del Espinal aportara un lote, “sería un tema muy importante y como gobernador tengo toda la disposición”, comentó.

 

¿Cómo está la región en especialistas para las UCI?

Ante la necesidad de aumentar la capacidad de atención, la pregunta es si el departamento cuenta con los suficientes profesionales para estar al frente de las UCI, inquietud que fue trasladada al médico Harold Trujillo, coordinador del área de urgencias en el hospital Federico Lleras Acosta.

El galeno explicó que “hay un personal humano entrenado y capacitado, y nos toca multiplicarnos mucho. Hay planes de contingencia que se han adoptado en las diferentes instituciones. Lógicamente en el (Hospital) Federico se han adoptado planes de contingencia de apoyo, con otros especialistas formales que tienen la capacidad del manejo de cuidado intensivo”.

En este campo entrarían los profesionales en medicina interna, los anestesiólogos “están dispuestos a apoyar en algún momento”, añadió.

En el caso de los municipios, Trujillo mencionó que estuvo en Espinal y conoció la capacidad instalada en el San Rafael, trabajo adelantado por la gerente y su equipo médico, que está soportado en protocolos y guías que incluye el manejo de las 10 UCI y la ubicación de zonas de expansión.

“En el Espinal los especialistas también están comprometidos en el manejo, hay capacidad y recurso humano por lo menos hoy para afrontar la expansión de las camas de cuidado intensivo, pero esperamos que si se necesitan, (a través) de los planes de contingencia intrahospitalario para el manejo, lo tengan ya preestablecidos”, dijo el Coordinador de Urgencias.

De otra parte, comentó que en su concepto la etapa de ascenso de los contagios puede durar entre cuatro y cinco semanas dependiendo el comportamiento y la disciplina de los ciudadanos.

Hoy se podría señalar que los infectados se seguirán sumando hasta finales de octubre o a comienzos de noviembre “y de ahí se espera el descenso formal de la curva, siempre y cuando tengamos un comportamiento social adecuado, sino esto se desborda”.

Otro factor que entra a jugar es la agilidad de los laboratorios que están encargados de procesar las pruebas, que en algunos casos entregan los resultados hasta una semana después.

EL NUEVO DÍA

Comentarios