Comerciantes de Cajamarca sienten que quedaron a la ‘deriva’

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍALa preocupación está en que los ingresos de por lo menos 300 personas, surgían de las ventas formales e informales que hay en la vía que conduce a La Línea.
Un significativo grupo de comerciantes de Cajamarca integrados por propietarios de restaurantes y tiendas, vendedores ambulantes, mecánicos, al igual que, lavadores de carros, que trabajan cerca al peaje que da paso hacia La Línea, hicieron una protesta ayer en la mañana para reclamar una compensación y reubicación.
PUBLICIDAD

Los motivos que argumentan son las afectaciones que les traerá el funcionamiento del Túnel de La Línea, pues desde hoy se disminuirá significativamente el flujo vehicular y ya no volverán a ver a sus principales clientes, que son los conductores que llegan por la vía del Quindío.

Entre los manifestantes estaba Carlos Arturo Muñoz, quien le expresó al Diario La Despensa, que son cerca de 300 personas las que se verán afectadas y Sandra Vargas,  quien lleva 23 años trabajando en el peaje de Cajamarca, dijo: “Nosotros dónde quedamos, sin empleo en el total abandono, como quedó Gualanday”.

Tras la protesta, algunos voceros de los comerciantes hablaron con delegados de Invías, llegando a un acuerdo de adelantar una mesa de trabajo este sábado. En la jornada se buscará dialogar directamente con cada sector afectado.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios