A pacientes renales de Medimás les cambiaron las ‘reglas del juego’ para llegar a sus diálisis

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍAAncízar Rodríguez, veedor de salud.
Las peticiones de ayuda que ha recibido el veedor provienen de pacientes que viven en Puerto Boyacá, Chaparral, Guamo, Saldaña, entre otras poblaciones.
PUBLICIDAD

Pacientes renales de la EPS Medimás de diferentes municipios, reportaron que ya no cuentan con el servicio de transporte puerta a puerta para asistir a sus tratamientos.

La situación genera gran preocupación, pues existen casos en el que los usuarios viven en zonas rurales alejadas de la capital tolimense, a donde deben viajar varias veces a la semana.

El veedor de salud, Ancízar Rodríguez, expresó que es un hecho que genera “tristeza de (ver) cómo actúa la EPS Medimás ante unas personas vulnerables, que no tienen la capacidad física, ni económica para trasladarse de un lugar a otro” no solo en el Tolima, sino también de regiones vecinas como Puerto Boyacá y La Dorada, Caldas. 

Rodríguez agregó que la suspensión del apoyo, que se logró a través de tutela, fue hace 15 días sin previo aviso, ni una socialización oportuna con los pacientes que necesitan de una diálisis.

“Desde Medimás Bogotá se inventaron que ahora se les autoriza solamente el tiquete de terminal a terminal (sin acompañante); un ejemplo, a un paciente de Chaparral le cubre su salida desde la terminal de este municipio hasta el de Ibagué, y las personas que viven en la zona rural que los recogían y llevaban hasta la IPS, ya no los llevan. Es lamentable que las EPS vulneren el derecho a la vida, a lo que está avalado por una tutela”.

El veedor dijo que también se debe pensar en los pacientes que no se pueden valer por sí mismos y necesitan un acompañante, a lo que se suma que son personas que tienen  enfermedades de base y terminarían exponiéndose al riesgo de contagiarse de Covid-19.

“Los envían de puerto a puerto, a que viajen en un bus cualquiera y si no tienen el dinero, tienen que prestar y esperar para que después les retornen el dinero”.

Ante la situación, Rodriguez se reunió la semana pasada con la gerente Regional de Medimás para expresarle los efectos negativos que contrae esta medida; la respuesta de la representante de la EPS es que las inquietudes serían expuestas ayer ante un comité ayer.

“Me pregunto dónde está la Superintendencia Nacional de Salud, el control que le debemos hacer a las EPS bajo unas medidas violatorias a una tutela; dónde está la Secretaría de Salud del Tolima, que haga una auditoría”, precisó el veedor.

En comunicación de esta redacción con la entidad, se conoció que actualmente se están adelantando reuniones estratégicas para priorizar el transporte para los usuarios uno a uno, igualmente, que hoy se tendrá una reunión con el veedor de salud.

EL NUEVO DÍA

Comentarios