Alerta por alto número de niños atendidos por quemaduras entre el 2019 y 2020

Crédito: Colprensa - EL NUEVO DÍA En el hospital Federico Lleras Acosta entre el 2019 y 2020 se atendieron 118 pacientes por quemaduras de diferentes grados.
El rango de edades que sigue siendo vulnerable a este tipo de lesiones es de los 1 a 8 años, por lo que autoridades como la Secretaría de Salud Departamental y el Bienestar Familiar, llamaron la atención a los padres de familia y cuidadores para que implementen constantemente medidas de protección y prevención.
PUBLICIDAD

La Secretaría de Salud del Tolima junto a diferentes instituciones de la región, entregó cifras sobre las emergencias que involucran a personas quemadas. Las estadísticas muestran que del total de los casos reportados en 2019 el 44,7% corresponde a menores de edad. Igualmente, se llamó la atención sobre la necesidad de que la región cuente con un pabellón para este tipo de pacientes.

El titular de la cartera de Salud, Jorge Bolívar, señaló que entre el 2015 y 2018 se tuvo un promedio de 37 personas quemadas por año, pero en 2019 el número pasó a 81, es decir, que aumentó en un 113%, “es una cifra muy alta que dobló a los del año anterior. Hoy nos encontramos en una situación atípica, estamos enfrentando un Covid que nos demanda camas de cuidados intensivos, si bien es cierto pasamos de 78 a 357, obviamente, tendremos un déficit si se nos llega alterar la cifra de (coronavirus)”.

La preocupación aumenta con la temporada decembrina, pues históricamente, celebraciones como el día de las velitas, navidad y año nuevo, deja más personas lesionadas por la manipulación indebida de pólvora.

“El Tolima no tiene una unidad de quemados, eso hace que se tenga que estabilizar a los pacientes, tenerlos en unas camas de cuidados intensivos y después remitirlos a donde sí hay unidad de quemados y obviamente es más lento el proceso de atención y recuperación”, precisó Bolívar.

El funcionario señaló que de los 81 casos de 2019 el 44,7% eran menores de 18 años y el 55,23% mayores de edad. En lo corrido de esta semana, se conoció que de las cinco personas afectadas por pólvora, tres son niños de 4 y 11 años.

Mientras que Fair Alarcón Robayo, coordinador del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública, Sivigila, comentó que generalmente municipios como Líbano aportan un considerable registro de casos, también Mariquita, Espinal e Ibagué.

“El 45% de los quemados por pólvora son menores de 18 años y eso preocupa, y en cierta forma está diciendo que como padres de familia no somos responsables en estas épocas, porque la mayoría de ellos no están manipulando la pólvora, solo son espectadores”.

 

Falta de una unidad de quemados 

Al no contar con una unidad de atención especializada, se debe acudir a centros asistenciales como el hospital Federico Lleras Acosta, allí entre el 2019 y 2020 se atendieron 118 pacientes “que han tenido implicaciones en diferentes grados de severidad de la quemadura y por diferente extensión de la superficie corporal”, explicó Hernán Moreno, subgerente científico del hospital Federico Lleras Acosta.

Asimismo, llamó la atención en que la población pediátrica es alta, muestra de ello, es que de las 49 personas que ingresaron al Federico Lleras por este tipo de lesiones, 15 eran menores y 12 de ellos no pasaban de los  ocho años.

“Cuatro de esos pacientes requirieron UCI pediátrica y 11 hospitalización, el departamento y el hospital no tienen formalmente una unidad de quemados, pero nosotros hacemos todo el manejo interdisciplinario”, señaló el Subgerente Científico. 

Agregó que se enviaron al hospital Simón Bolívar de Bogotá a siete personas que requirieron una atención de mayor nivel.

Y con respecto a 2020, ya se cuentan 69 pacientes, de esta cifra 43 necesitaron manejo intrahospitalario y de ellos, 21 son menores de edad.

“Algo que me llamó la atención, es que 16 pacientes eran menores de seis años y cinco no pasaban de un año, esto nos pone a reflexionar y nos dice que realmente no estamos tomando medidas preventivas, un niño no se quema porque él quiere hacerlo, es porque hubo un acto irresponsable e inseguro”.

Los casos involucran agua caliente, líquidos hirviendo y elementos físicos.

En lo transcurrido del 2020 se han remitido nueve pacientes a Bogotá, seis de ellos por quemaduras de primer y segundo grado en cabeza y cuello, y los otros tres, tenían lesiones en el tórax.

El especialista concluyó que además de trabajar en la prevención, el departamento necesita una unidad de quemados en donde se pueda hacer seguimiento.

 

Seguimiento desde el Icbf

Por su parte, el director de la regional Tolima del Bienestar Familiar, Óscar Ríos, informó que los dos casos de Ibagué que involucró dos niños de 11 años, se encuentran en proceso de verificación de derechos por la Defensoría de Familia del centro zonal Galán para tomar las medidas respectivas ya que se evidencia una vulneración de derechos.

Mientras que en el del Líbano, que es un menor de 4 años se indaga si hubo negligencia por parte de los cuidadores y vulneración de derechos.
 

DATO

La Policía Metropolitana de Ibagué informó que hasta la fecha se han incautado dos mil 75 gramos de pólvora y se han impuesto siete comparendos.  

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios