En Honda esperan llegada de una subienda en medio del aumento de las restricciones

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Con la inminente llegada de la subienda en Honda, los pescadores tradicionales esperan que sea un alivio para la difícil situación que han atravesado desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, las posibles restricciones que se implementarían amenazan el aprovechamiento de esta temporada de bonanza.
PUBLICIDAD

Los pescadores de Honda esperan la tradicional subienda en medio del aumento de las restricciones por cuenta del repunte de los contagios y la alta ocupación de camas UCI.

La subienda es la mejor época para los pescadores y este año, aunque se presagia una buena cantidad de animales, se teme que los condicionamientos que han anunciado las autoridades del municipio y del departamento los afecte tanto la pesca como la venta.

Y es que este sector se ha visto muy afectado porque se sustentaba, en gran medida, en los turistas y en las personas que venían de otros municipios solo a comprar el famoso pescado de Honda. Incluso, casi la totalidad de los pescadores ha tenido que buscar trabajos alternos que les permita completar sus ingresos para suplir lo necesario.

“El 90% de los pescadores le ha tocado recurrir a otros trabajos, sea en construcción, como mensajero, irse a trabajar en el campo o en lo que sea. Ahora es imposible vivir del río, y solo los más mayores lo intentan, pero es porque ya trabajo en otro lado el cuerpo no lo aguanta”, afirmó Raúl Rondón, vicepresidente de la Federación de Pescadores Artesanales del centro y alto Magdalena y representante legal de la Asociación de Pescadores Independientes, Asopein.

Esperan que la llegada de la subienda comience este miércoles 13 de enero. Los pescadores de río arriba han dicho que viene una buena subienda, que se augura que habrá buen pescado en los próximos días.

“Lo que más llega normalmente es el nicuro, que ese es la insignia de esta época. Pero también viene capaz, bagre, mueluda, picuda. No hay pescado como hace años, que teníamos que dejar ir, pero sí parece que viene harto”, agregó.

Raúl Rondón afirmó que las restricciones para los pescadores no serían necesarias porque su oficio se realiza con mucha distancia uno de otro, por lo que difícilmente habría amontonamiento.

“El sector de pesca en Honda es inmenso. Además los horarios siempre están distribuidos, y si usted pesca en canoa o a orilla es a varios metros de los otros. Esto es así desde siempre. Lo que sí es verdad es que, como normalmente vienen personas de muchas partes a comprar y pescar, entonces habría que tener cuidado con eso”, dijo.

Restricciones

Hasta el momento no se han decretado restricciones para que los pescadores realicen su labor. Sin embargo, el alcalde, Richar Cardozo, aseguró que se están contemplando algunas medidas para evitar el aumento de contagios por posibles aglomeraciones.

“Dentro de lo que tenemos programado es declarar toque de queda general los fines de semana y entre semana en diferentes sectores, en los que más movimiento puede haber por la llegada del pescado: el puerto de Caracolí, Panchigua, la avenida de los Estudiantes. En esos sitios se establecerían algunos cierres”, afirmó el mandatario local.

La medida, que apenas está siendo estudiada por la administración, contemplaría la aplicación de un pico y cédula en los sitios de comercialización del pescado, para evitar un número alto de compradores al mismo tiempo.

“Cerrar Honda es muy difícil por todas las entradas que tiene el municipio, pero haremos con seguridad un cercado a los sitios más críticos en la orilla del río para que la gente pueda llegar, pero cumpliendo con un pico y cédula”, agregó el alcalde Cardozo.

Y para finalizar añadió: “La idea es que haya una vigilancia las 24 horas del día porque hay gente que llega a la madrugada, y lo ideal es que cumplan con esas medidas que estamos estudiando.

EL NUEVO DÍA

Comentarios