“Consideramos que se debe declarar la emergencia educativa”: William Polo, pdte Simatol

Crédito: TOMADA DE INTERNET  / EL NUEVO DÍA
Diversas dificultades afrontan docentes y estudiantes para llevar a cabo sus obligaciones académicas.
A pocos días de iniciar el calendario académico, docentes del Tolima tienen exigencias para garantizar el proceso formativo de sus estudiantes, dentro de las que se destacan las herramientas digitales adecuadas y tiempo de planeación. Además, la creación de una comisión de verificación para cuando se tome la decisión de iniciar la alternancia.
PUBLICIDAD

Uno de los panoramas que ha generado incertidumbre ha sido el de retornar nuevamente a clases en el departamento.

Se alcanzó a hablar de una posible alternancia pero ante las crudas cifras de ocupación UCI y el incremento desmedido de contagios por Covid -19, el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, decidió aplazar este plan piloto.

No obstante, las condiciones para las llamadas clases virtuales tampoco son las más ideales, la ausencia de conectividad y de equipos adecuados en la mayor parte del departamento, ha sido otra de las grandes barreras  a las que los docentes han debido enfrentarse para garantizar que sus estudiantes adquieran los conocimientos necesarios.

A pesar de las distintas ayudas a nivel departamental que ha llevado a cabo la Gobernación del Tolima, y a nivel local la administración municipal, estas no han sido suficientes para disminuir la brecha significativa de desigualdad social en torno a este tema.

Frente al retorno, William Polo, presidente del Sindicato de Maestros del Tolima, Simatol, refirió que a partir de hoy inicia la semana de desarrollo institucional que es solo para docentes y que la orientación que se está dando desde el sindicato, es que esta se lleve a cabo de manera virtual.

No obstante, el líder sindical expresó que se han reportado casos de Instituciones Educativas que están convocando esta primera semana de manera presencial.

“No nos cabe en la cabeza que un rector o rectora, entendemos que hay algunos pocos afortunadamente, estén convocando a reunión presencial a partir de mañana (hoy) a los profesores. (…) Por la situación de edades, enfermedades base o comorbilidades, los maestros también somos una población que no tiene condiciones para asistir a reuniones y clases. (…) Hay instituciones que tienen más de 100 profesores o 50 y 80, hacer una reunión presencial es prácticamente ir en contra de la vida que tanto hemos defendido”, afirmó Polo. 

Además, recordó la directiva ministerial número 18 del Gobierno Nacional aprobada el año pasado, en la que se menciona que si las Secretarías de Educación lo consideran podrían modificar el calendario académico.

“Nosotros tenemos del 18 al 22 desarrollo institucional y del 25 en adelante vamos a trabajar 20 semanas actividades académicas. Lo que propone el Gobierno a través de esa directiva es que si creen que es necesaria una semana adicional de desarrollo institucional para organizar mejor las clases, que se haga”, comentó.

Se refirió a este tema debido a que según el docente, la pandemia ha obligado a hacer un cambio en el plan de estudios y actividades, lo que requiere una minuciosa planeación, dentro de la que se incluye la disponibilidad de herramientas y recursos con las que cuentan los estudiantes, para hacer un acompañamiento en las mejores condiciones. 

 

Sobre las ‘clases virtuales’

Polo aprovechó para hacer claridad sobre el término de clases virtuales, según el sindicalista no es adecuado llamarle clases virtuales cuando lo que realmente se está haciendo es un trabajo remoto.

“La realidad nos sacó de esa falacia, virtualidad implica tener acceso a un computador, tener conectividad, manejar el tema de aplicaciones, plataformas, etc. Eso no lo hay en más del 90% de los hogares de donde proceden nuestros niños. Allá toca es a través de videollamadas, de mensajes por Whatsapp, llamadas telefónicas o a través de guías, que eso es una cuestión totalmente distinta y que va en contra de la claridad de los procesos”.

El líder gremial destacó los esfuerzos del gobierno departamental y local en cuanto a la entrega de simcards y dotaciones que se han hecho, pero destacó que por ejemplo en el 95% del territorio tolimense no hay una señal estable de internet.

“Acá en Ibagué se nos caen las llamadas, las conferencias por Zoom o por las otras plataformas, incluso las que generan las mismas alcaldías y Gobernación. Solo el 5% del territorio tiene unas condiciones favorables en ese sentido”.

Y reconoció que los profesores han sido quienes han hecho el mayor esfuerzo para que los estudiantes puedan capacitarse, especialmente los de zonas rurales, incluso en Ibagué.

“Hay barrios donde al profe le toca hacer unos procesos bien importantes, apoyarse en los padres de familia, en el de la tienda más grande del barrio o vereda, o en el señor que sube la leche para que le llegue el material a los estudiantes”.

Otro de los puntos importantes que mencionó tiene que ver con la gratuidad para familias que no cuenten con el recurso económico para pagar el servicio de internet.

“Por eso consideramos que se debe declarar la emergencia educativa, aquí se necesita plata para que las personas que están en condiciones vulnerables puedan tener acceso a la conectividad. En esa situación nosotros planteamos que no se puede hablar de educación virtual sino de un trabajo remoto que debe ser acompañado de acuerdo a cada realidad”, finalizó.

 

Propuesta para la alternancia

El sindicato expresó su desacuerdo cuando se planteó ejecutar el piloto de alternancia que finalmente decidió no llevarse a cabo.

Sin embargo, consideran necesario para cuando se retome este plan, crear un comité de verificación que permita confirmar que cada una de las instituciones que alternarían clases cumplan con las medidas de bioseguridad adecuadas.

Esta propuesta se presentó a nivel nacional a través de Fecode con el fin de que haya una comunicación efectiva al momento de iniciar este proceso y que sean los consejos directivos de las Instituciones Educativas las que aprueben el retorno o no.

“Que sea el Consejo Directivo el que determine por medio de un acta que ellos asumen toda la responsabilidad en cuanto a la toma de la decisión exigiéndole las garantías a la Secretaría de Educación y al Ministerio de Educación”.

La comisión estaría integrada a cargo del Consejo Directivo, personal de la Secretaría de Educación, de la Secretaría de Salud y de los Sindicatos.

 

FRASE:

“No se puede hablar de educación virtual sino de un trabajo remoto que debe ser acompañado de acuerdo a cada realidad”, William Polo, presidente Simatol.

EL NUEVO DÍA

Comentarios